Cómo ahorrar en poco tiempo para las vacaciones

Tips para ahorrar en poco tiempo

¿Sólo faltan tres meses para el verano? ¿Ya comienzas a soñar con esas vacaciones relajantes, mientras te tensas al pensar en el dinero que te costará tenerlas? Pues es el momento perfecto para poner en práctica estos trucos de ahorro veloz, y llegar a tu descanso con la mente preparada y el bolsillo lleno.

No hace falta dejar de gastar para ahorrar, sino de gastar eficientemente. Ya que tienes ingresos y que has de vivir hasta la llegada de las vacaciones, no debes dejar de darte pequeños gustos, pues sería como hacer una dieta que te impida comer todo eso que quieres: llega un punto de desesperación en que atacas la nevera y comes todo el chocolate que encuentras. El truco está en darse lujos, pero en su justa medida.

En la cocina no debes comer pastas secas y arroz a diario. Incluye platillos deliciosos preparados con alimentos de segundas marcas, cortes de carne más económicos y bien condimentados, incluso fiambres pero adquiridos a productores pequeños que ofrezcan menores precios. Y luego, no debes darte estos lujos gastronómicos a diario, sino hacerlo en el fin de semana, bien relajado, como un premio para todo tu esfuerzo de la semana.

Ahorro en entretenimiento y gastos habituales

Salir a cenar a restaurantes e ir al cine 3D puede ser algo costoso. Pero tampoco hace falta quedarnos en casa: puedes aprovechar exposiciones, ciclos de cine en salas más pequeñas, y también ir a restaurantes… aunque utilizando promociones y cupones de descuento. Recuerda que se trata de vivir bien, pero de evitar grandes gastos; cuanto más ahorres hoy, más podrás disfrutar en las vacaciones.

Comprar ropa puede evitarse hasta la llegada del verano. Aprovecha lo que tienes, haciéndole pequeños cambios: accesorios, teñidos para géneros, o nuevas combinaciones. Rescata eso que tienes guardado al fondo del ropero, y crea un estilo personal. La compra de ropa es un gasto grande y bastante habitual que podemos eliminar o, al menos, limitar al mínimo.

Ahorros pequeños, pero significativos

Una vez por mes, o quizás cada dos meses, haz en casa una limpieza de armarios. Toma toda esa ropa que ya no usas, calzados, abrigos y también esos pequeños elementos decorativos, y véndelos. Puedes usar plataformas de Internet (como MercadoLibre o eBay), o llevarlas a un mercado de las pulgas, para obtener por ellas algún dinero muy útil durante las vacaciones. También puedes ir a sitios de trueques, donde podrás cambiarlas por otras cosas que necesites, evitando así su compra.

Cuando tengas monedas o billetes de pequeña denominación, evita el impulso de gastarlos en golosinas y pequeñeces: mejor, guárdalos en un gran tarro o caja que dejes fuera de la vista. Crea el hábito de llegar a casa y vaciar tus bolsillos, para recuperar todo este pequeño cambio y depositarlo en tu cochinito. Al llegar las vacaciones seguramente tendrás más que suficiente para salir a comer fuera la primera noche, comenzando con todo glamour tu momento de descanso.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos de ahorro para irte de vacaciones, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social