Cómo aprovechar el congelador para ahorrar

El congelador como aliado para el ahorro

Hacer las compras con eficiencia, aprovechando las ofertas y promociones especiales de las tiendas, es un plus para el ahorro en el hogar. Pero si luego se echa a perder toda la compra, entonces sería un despilfarro. Para que esto no te suceda y tengas siempre alimentos en el mejor estado, aprende cómo aprovechar el congelador y la nevera, con orden y planificación.

Compras al por mayor para ahorrar

Lo primero es planificar la compra, en consideración a las comidas que vas a preparar en el mes. Puedes buscar un menú mensual en Internet, o hacer el tuyo propio para asegurarte de tener variedad a lo largo de las semanas. Luego, anota todos los ingredientes que necesitarás, y vete al mercado el día que te sea de mayor provecho la compra. Recuerda que en tiendas mayoristas podrás adquirir alimentos en paquetes más grandes, y a menos precio.

Al regresar a casa, divide los ingredientes de acuerdo a lo que necesites para cada receta. Por ejemplo, si has comprado una horma de 4 kilogramos de queso fresco pero en cada receta necesitarás 200 gramos, córtalo y vuelve a guardarlo en papel film de cocina, en dos capas para asegurar su protección.

Otros alimentos pueden ser guardados en contenedores plásticos aptos para el freezer. Si necesitas comprarlos, primero toma nota de las medidas internas del congelador, para adquirirlos en mayor cantidad (y, con ello, menor precio) y poder acomodarlos con eficiencia en el congelador.

Anota todos los productos al llevar al congelador

Deja la lista de recetas para el mes en un sitio visible, para tener la inspiración necesaria cada día. Luego, a la hora de ponerte a cocinar, ten la precaución de retirar del congelador los ingredientes la noche anterior, o a la mañana del día en que harás esa cena, bajándolos a la nevera para un descongelado saludable y adecuado.

Recuerda tener anotado en cada paquete la fecha de congelado y el contenido, así evitarás mantener la puerta del congelador abierta sin necesidad, facilitarás la toma de lo que buscas, y también tendrás total seguridad con respecto al tiempo de vencimiento.

Para que no se borren las letras con la humedad, simplemente pincela con un poco de barniz de uñas incoloro sobre la tinta y deja secar antes de llevar al frío. Un poco de orden te ayudará enormemente a poder ahorrar.

Recuerda que el frío tiene diferentes niveles en el refrigerador. Coloca los alimentos frescos donde deban ir, respetando las recomendaciones de su fabricante. ¿Has notado que en las puertas, cajones y estantes hay dibujos de alimentos? Es porque allí se recomienda guardar latas, botellas, vegetales de hojas, vegetales grandes, carnes, huevos, lácteos y demás.

Sigue estas instrucciones para que tus ingredientes se mantengan frescos, siempre guardados en bolsas abiertas y con un trozo de carbón vegetal dentro de la nevera, para evitar la humedad condensada y los malos aromas.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejo para ahorrar aprovechando el uso del congelador, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social