Cómo seducir con la mirada

Seducción con la mirada

Pregunta a quién quieras, no importa la edad que tenga y verás que es verdad. Un hombre puede quedar realmente maravillado ante los ojos de una mujer y más aún si ésta sabe cómo "mirarlo", de manera sutil y sensual a la vez. Este cruce de miradas debe ser capaz de producir muchas sensaciones. Sin dudas, puede ser el puntapié inicial para una hermosa relación de amor.

Gracias a un juego sutil de nuestra mirada podemos hacer que ellos se derritan por nosotras. Entonces, el contacto con los ojos es muy importante, ya que ha de ser el determinante para que un hombre se sienta atraído a ti de manera irracional.

Tips para seducir con la mirada

La primera vez que sus miradas se crucen debe ser "fulminante". No importa si están en un sitio con cientos de personas alrededor o solos, ese momento es clave para poder comenzar con los juegos de la seducción. No lo dejes pasar porque muchos creen en el "amor a primera vista".

Lo ideal sería cumplir con el cruce de miradas fugaces, esto quiere decir, mirar fijamente durante dos segundos como máximo y luego retirar la mirada rápidamente. Esto se traduce de la siguiente manera: tengo interés en ti pero no quiero incomodarte. Puedes repetirlo más de una vez para que no haya dudas sobre tus intenciones y pasar al siguiente nivel en esta tarea de seducir.

Mantén la mirada puesta en tu objetivo si te das cuenta que el otro responde, es decir, si sigue el cruce de los ojos igual que tú. Es buen momento de mantener la mirada por algunos segundos más que antes y no olvidar de acompañar con una sonrisa sensual. ¿Qué significa ello?. Me gustas y te quiero seducir.

Es muy importante que recuerdes que la sutileza es vital en este juego, para no quedar vulgar frente a alguien que recién conoces. Muestra una actitud delicada, femenina y a la vez atrevida. De esta manera, él podrá captar el mensaje que le estás dando y se sentirá confiado en hablar contigo.

Si has logrado que él se acerque a ti y comienzan a charlar, el juego continua, el contacto visual no debe perderse, para que todo sea más cautivador y atrayente. Mientras él esté hablando, centra tu mirada en sus ojos de manera intermitente y después cambia de posición hacia otro sitio del rostro: la boca es infalible.

En el momento en que tú estés hablando, míralo a los ojos de manera fija e intermitente a la vez, para que se de cuenta que estás "en sintonía". Lo que debes recordar es que las miradas han de ser rápidas y breves, y no quedarte "colgada" mirándolo por más de que sea hermoso y no puedas creer que esté hablando contigo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo seducir con la mirada, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social