Cómo organizar un baby shower

Ideas para organizar un baby shower

La fiesta de "despedida de la panza" es un momento especial en el que agasajamos a la futura mamá y homenajeamos al bebé a punto de nacer, en un momento especial, codeándonos entre amigos, familia, y divirtiéndonos a lo grande con juegos y sorpresas.
Si quieres organizar una fiesta de bienvenida a un futuro bebé, te recomendamos tener en cuenta estos consejos.

¿Cuál es el mejor momento para hacer un baby shower?

El baby shower puede hacerse a partir de la semana 28 y hasta la semana 33, como máximo. Esto se debe a que a partir de esta fecha el bebé podría estar listo para nacer, incomodando a la madre. Ten en cuenta cómo avanza la gestación, pues si se trata de un embarazo con complicaciones, una futura mamá cansada o con una situación particular hará que el evento no sea tan bienvenido.

Si bien la fiesta de baby shower suele ser de sorpresa para la madre, debes averiguar si ella está de ánimos para participar en la celebración. Si se siente bien, tiene plena movilidad y su embarazo le permite asistir a una fiesta, es momento de organizar la celebración.

La mejor hora para el baby shower

De preferencia, elige el horario de la tarde para celebrar el baby shower. Por la mañana, la futura mamá podrá descansar o hacer sus trámites, mientras que por la noche las exigencias físicas del embarazo podrían darnos a una embarazada cansada y sin ánimos de celebrar.

El horario de la primera hora de la tarde es el ideal para el festejo, en un sitio con suficiente espacio, asientos, clima fresco y decoración al tono.

¿Quiénes son invitados al baby shower?

Antiguamente, la tradición marcaba que el baby shower se hacía para homenajear a la madre y las asistentes eran sólo mujeres: madre, hermanas, abuelas, suegra, cuñadas y amigas de la futura mamá. Hoy, los padres están mucho más integrados al embarazo, por lo que la tendencia de moda es organizar un baby shower común incluyendo a hombres y mujeres más cercanos a la pareja.

No olvides invitar a los asistentes con tiempo suficiente, e indicarles que se ha de llegar con un regalo sorpresa. Pueden acordar la temática del regalo, como pañales descartables y toallitas húmedas, o bien pedir ropa para diversas edades del bebé. Incluso se puede solicitar que cada quien arribe con un chupete, una mamadera u otro elemento de bebés, dando alegría al evento .

Menú, decoración y juegos

En el baby shower no ha de faltar los bocadillos, de preferencia saludables, entremezclados con delicias dulces y bebidas naturales. Puedes ofrecer infusiones calientes o zumos naturales de frutas, dejando de lado las gaseosas y refrescos. Evita también las botanas fritas y saladas, prefiriendo pequeños sándwiches con formas, frutas frescas, tortas y pasteles caseros para que todos los invitados disfruten en la celebración.

Puedes decorar el espacio con guirnaldas, globos de aire y lo que te plazca. En las tiendas de cotillón encontrarás platos, vasos, cubiertos y elementos temáticos especiales. Si no conocen el sexo del bebé, elige los colores verde, amarillo, lila claro y similares para la decoración, o bien mezcla el celeste y el rosa para agregar misterio sobre el género del bebé.

A lo largo del encuentro se puede disfrutar de diversos juegos en los que participe la madre, como la lotería de bebé, la frase misteriosa en la que cada uno comienza con un papel, escribe una frase y la pasa a su "vecino", que agrega otra y cubre la primera, o a juegos simples que no exijan esfuerzo físico. Luego, se podrá hacer disfraces en papel, cambio de pañales de tela por tiempo y hasta carreras, en las que la futura madre será juez del evento.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo organizar un baby shower, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social