Cómo aprender a amar sin restricciones

Aprender a amar

Amar sin restricciones, una frase tan reveladora como peligrosa. Amar sin restricciones no es algo para entregar a cualquiera, a menos que sea exactamente lo que pretendes, para poder así vivir una vida más plena.

Para amar a los demás, primero debemos amar nuestra vida. Para amar nuestra vida y nuestro entorno, primero debemos amarnos a nosotros mismos. Se trata, pues, de un proceso gradual, que puedes alcanzar con pequeñas actividades.

Ideas para aprender a amar sin restricciones

  • Primero, aprende a conocerte. Reconoce tus fortalezas y debilidades, tus pros y tus contras, y modifica lo que en verdad desees modificar. Se sincero en ello: no cambies para agradar a los demás, debes cambiar para agradarte a ti mismo.
  • Recuerda todas esas veces que fantaseaste con la idea de cambiar a tu amigo o a tu pareja para que fuera más de tu agrado, pues ahora debes hacer ese mismo análisis, pero contigo mismo. Será un proceso largo, trabajoso, pero necesario. Cuando sientas que te agradas, aprende a amarte en verdad, y en profundidad.
  • Ahora toca el turno a tu entorno. Enamórate tan a menudo como puedas. Enamórate de tu casa, de tus objetos, de tu ropa y hasta de tu mascota. Crea el entorno en el que te sientas más a gusto. Haz un submundo que te permita maravillarte a diario. Esto te servirá de entrenamiento para cuando llegue el turno de enamorarte de alguien más.
  • Prosigue por enamorarte de tu círculo social y familiar. Aprende las fortalezas y disfruta del vínculo con tus padres, con tus hermanos y con tus amigos más cercanos. Permíteles que inunden tu corazón. Observa los detalles que tienen contigo, o la manera en la que te hacen sentir contenido y apreciado. Enamórate de tu familia.
  • Finalmente, cuando llegue, enamórate de alguien más. Cuando conozcas a alguien y Cupido te lance su flecha certera, actúa sin miedos y con convicción. Si antes te han herido, actúa como si eso nunca hubiera pasado. Lo que aprendiste en aquel momento ciertamente habrá quedado guardado en tu actuar. Pero no te limites de amar, ni tengas miedo a un nuevo rechazo.
  • Amar desde nuestro nuevo ser es lo ideal. No olvides lo aprendido, pero utilízalo como herramienta y no como traba o freno. Ama como si no hubieses amado antes. Es la única manera de volver a amar por completo, sin condiciones, sin restricciones, y cada día mejor.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo aprender a amar sin restricciones, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 60% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social