Cómo ambientar una fiesta para adolescentes

Ideas para decorar una fiesta adolescente

La adolescencia es un momento particular de nuestra vida. Es la etapa de nuestra conformación como individuos adultos, mientras seguimos despidiéndonos de la niñez. Quizás por esto, la decoración para adolescentes tenga tantos detalles a tener en cuenta.

Si tienes un festejo para teens y necesitas ideas para ambientar el lugar, presta atención a los siguientes consejos.

Fiesta adolescente con estímulos por doquier

Los adolescentes tienen una atención algo dispersa, y requieren de constantes estímulos que capturen su atención de manera permanente. Una manera de lograrlo es una participación interactiva en la decoración del espacio: una pantalla de proyección enlazada a la del ordenador, en donde vayamos reproduciendo mensajes de microblogging (como Twitter) puede ser una manera de decorar una fiesta multitudinaria, creando un canal de comunicación moderno y activo entre los invitados.

Por otro lado, si prefieres una fiesta fuera de las luces (como una noche de bailes y entretenimiento) aprovecha los fluorescentes y colores vibrantes para llamar su atención. Con una luz negra o violeta y simples resaltadores de color flúor, podrás decorar el espacio de manera ejemplar. Pide a los invitados que escriban en las paredes, cubiertas con papeles que permitan el brillo de las tintas, y coloca luz negra direccional y móvil, que vaya iluminando aleatoriamente los espacios, dejando a la vista los mensajes de los adolescentes para sus pares.

Otra idea similar es entregar playeras blancas a los presentes, que puedan escribir y decorar con resaltadores o rotuladores flúor. Esta es una opción genial para las niñas.

La timidez, presente en la ambientación

A pesar de las vergüenzas de la propia niñez, durante la adolescencia estos rezagos siguen presentes en la etapa de desarrollo. Aprovéchalas para explotarlas de manera absurda en los festejos: coloca carros de helados y golosinas, regala globos inflados con helio y permite que los adolescentes los disfruten en una mezcla de burla y melancolía. Eso sí: evita decorar en estilo infantil o caer en simples trampas. Nada de payasos, globos en los muros, papel creppé, invitaciones impresas ni aquellos detalles deliciosos de las fiestas de niños.

Temáticas para una fiesta de adolescentes

Hay temas que nunca pasan de moda para los adolescentes. El esoterismo simple es uno de ellos: la presencia de una adivina o lectora de cartas del Tarot puede ser el detalle estrella de la velada, acompañado de iluminación oscura y un paseo de espejos que deformen el reflejo, como en un verdadero carnaval de Halloween.

Evita las actividades y decoraciones que requieran de extrema atención, como una noche de cine, una función de teatro (aunque a menudo los títeres con chistes algo subidos de tono, aunque adecuados, suele tener gran éxito) y las actividades propias de los festejos infantiles. En cambio, piensa en actividades interactivas: una guerra de pintura, una competencia, una fiesta tematizada en las Olimpíadas, o en un campeonato de equipos con actividades afines, puede hacer de un simple evento, uno en verdad memorable, y muy fácil de ambientar y decorar, simplemente con cartelería y algunas medallas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ambientar una fiesta para adolescentes, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 69% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social