Cómo Colocar las Baldosas

La Forma Correcta de Colocar las Baldosas 

¿Estás haciendo una ampliación o construyendo tu hogar? Pues presta atención a estos consejos, que te permitirán obtener el mejor resultado en la colocación de baldosas, sin distinciones de colores, bien adheridas, y con una resistencia que durará por toda una vida.

Los colores de las baldosas

Cuando compramos baldosas para pisos, por lo general las conseguiremos en paquetes de cantidades reducidas. Si compras baldosas en cajas, aunque se trate de la misma marca y modelo, debes mezclar los contenidos de todas para asegurar un buen color, parejo y uniforme.

Esto se debe a que, en cada partida, puede haber diferencias casi imperceptibles en las unidades. Al colocar las baldosas conforme las vamos sacando de sus cajas, veremos esos detalles como parches de diferentes tonos en el piso. Por ello, abre todas simultáneamente y toma una baldosa de cada caja al colocarlas. Así, habrá una mejor colocación y un color homogéneo en todo el piso de la habitación.

Adhesivo para la colocación de baldosas

El mortero o el adhesivo de las baldosas debe ser preparado en una consistencia justa. No debe ser demasiado líquido, ni tampoco demasiado seco. Su correcta consistencia es similar a la de una crema de pastelería: si viertes una cucharada en el piso, no se desparrama, pero sí puedes hacerlo fácilmente con una llana o con una herramienta.

Con el contrapiso bien firme, coloca cantidad suficiente de pegamento. Estira en toda la superficie con una llana dentada, creando canaletas o texturas que permitan un mejor agarre. Si las baldosas fuesen de gran tamaño, puedes colocar una delgada capa del adhesivo en el dorso de cada una, dejando canaletas que serán colocadas perpendicularmente a las creadas en el piso. Luego, coloca las crucetas y pon la baldosa en su sitio, dando pequeños golpecitos con el mango de la herramienta. Esto no sólo permitirá un mejor contacto, sino que te permitirá saber, según el sonido hueco, si hubiera quedado una burbuja de aire debajo de la baldosa.

La importancia de las crucetas

Aunque tengas la mayor de las dedicaciones al poner las baldosas, y un ojo calculador como pocos, debes usar crucetas al colocarlas en el piso. El cemento, al secarse, podría mover las baldosas un milímetro, y esto, por poco que sea, puede alterar la uniforme colocación de los elementos.

En el mercado podrás encontrar crucetas a precios sumamente económicos. Sin embargo, si no las hubieras conseguido o si necesitaras más, puedes usar cualquier elemento que no se adhiera al mortero o al pegamento de las baldosas, entre ellos cortes de cartón, cerillos, palos de brochete, mondadientes, pinzas de tender la ropa divididas en dos piezas o casi cualquier elemento.

Coloca la primera baldosa y las crucetas. Luego, completa la hilera de baldosas, colocando las crucetas, y sigue por la fila siguiente. Deja secar, y retíralas cuando las baldosas estén bien fijas.

Cómo lograr un mejor agarre de las baldosas

Ya retiradas las crucetas, coloca la lechada y ve repasando con una espátula de goma o con un secador de piso, para que penetre adecuadamente en todas las juntas. Para un mejor resultado, ve repasando en sentidos diagonales, retirando el excedente al mismo tiempo. Deja fraguar por algunos momentos, y retira el restante depositado sobre las baldosas con un paño húmedo.

Si la lechada o las juntas tuviesen manchas, puedes retocarlas simplemente con pintura y un pincel pequeño.

Siguiendo estos simples pasos podrás colocar las baldosas en el suelo, ahorrándote dinero y con la satisfacción de hacerlo tú mismo

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Colocar las Baldosas, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
23 valoraciones.
El 87% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social