Cómo elegir una secadora

Tips para elegir una secadora

La secadora de la ropa no es un elemento de poca importancia, en especial para quienes viven en ciudades de climas húmedos. Sin embargo, que la necesidad no te lleve a tomar malas decisiones: elige la secadora más adecuada para tus necesidades.

Capacidad de la secadora

Si la capacidad de carga de tu lavarropas es de 6 Kg, por ejemplo, debes elegir una secadora que admita la misma o menor capacidad, y nunca más. Esto te permitirá colocar toda la colada en una sola acción, optimizando el consumo de electricidad y de recursos en cada funcionamiento.

Pero también puede ser un artefacto de menor capacidad, pues en cada tanda de ropa puede haber muchas prendas que no requieran de un secado mecánico. Por ejemplo, si cuentas con un tendedero portátil, o si has adaptado una soga en un sitio como la ducha, puedes colgar allí repasadores, ropa liviana y todo tipo de prendas de rápido secado, así como las que no admiten el mecánico.

Luego, elige una máquina que te ofrezca las prestaciones y programas de acuerdo al uso que le des. Si no tienes un estilo de vida ajetreado y cuentas con el tiempo suficiente, elige una sin el programa de secado rápido. Este sistema requiere de mayor temperatura de aire, lo que, además, significa mayor consumo de electricidad y de recursos, y también puede ser agresivo con las prendas de vestir.

El modelo de la secadora

Elegir el modelo de la secadora, una vez determinadas las características ya mencionadas, puede ser la parte más divertida de este proceso. Elige una máquina que, en lo posible, vaya de acuerdo con la línea de electrodomésticos que poseas.

En las grandes tendas puedes encontrarlas a precios convenientes, si sabes elegirlas en modelos que no sean específicamente el que está de moda en el momento, o que no sean el último modelo de la marca. También recuerda que hay artefactos menos reconocidos que cuentan con diseños llamativos y más económicos.

Uso correcto de la secadora

Antes de colocar la ropa en la secadora, asegúrate de haberla dejado escurrir en el lavarropas, o de haber accionado el centrifugado si la colada lo permitiera. Así, minimizarás el tiempo de uso, prolongando la vida útil de la secadora y también de tus prendas.

Y mantén el artefacto siempre limpio y bien mantenido, para que te acompañe por mucho tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Aprendiendo a elegir una secadora de diseño, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social