Alimentos que Nunca debes Darle a tu Gato

Alimentos que No Debes Darle a tu Gato

Estamos comiendo algo y nuestro gato se acerca maullando, relamiéndose y mirándonos con enorme ternura. No nos resistimos y le convidamos un poco para compartir... ¡detente!. Antes de hacerlo, conoce los alimentos que son peligrosos para los gatos, y que pueden provocarle enfermedades o malestares, e incluso parálisis y convulsiones.

Es que a diferencia de otras mascotas como el perro, los gatos tienen mayor dificultar para eliminar las toxinas a través del filtrado de su sangre en el hígado. Es por eso que debes prestar atención a lo que le des de comer, pues aportarle elementos que no logren digerir y evacuar correctamente estaría poniendo en peligro su vida y su bienestar.

Comidas peligrosas para el gato

Pescados: Nunca des a tu gato vísceras de pescado, en especial si son crudas. Aquello de que los gatos comen pescado puede haber sido en la naturaleza y ante la necesidad, pero para nuestros felinos domésticos no es lo mejor. Los aportes de las vísceras de pescado pueden provocarle parálisis y rigidez muscular, además de destruir sus reservas de vitamina B1. Por otro lado, pueden tener espinas y escamas que podrían provocar rasgaduras o pinchazos en su tracto gastrointestinal.

Pollo: La carne cocida del pollo es buena y saludable para los gatos, pero cuidado con los huesos. Al mascarlos se astillan fácilmente, pudiendo pincharse en los órganos internos del animal.

Leche: Todos sabemos del gusto de los gatos por la leche. Pero no te confundas: no la necesitan. De hecho, piensa que ningún mamífero en la naturaleza consume leche una vez que finaliza su período de lactancia. El consumo de este lácteo comercial en los animales domésticos puede provocarle diarrea y malestar estomacal, además de propiciar bloqueos intestinales.

Cebolla: La cebolla, el cebollino y los puerros son alimentos peligrosos para gatos ya que tienen un componente llamado "tiosulfato", que propicia la destrucción de los glóbulos rojos en la sangre del felino, provocando anemia hemolítica.

Sal: Los animales no necesitan agregar sal a sus alimentos. Este añadido puede provocar cálculos en el riñón (y problemas urinarios asociados) y dificultan el correcto funcionamiento circulatorio.

Chocolate: De más está mencionarlo, pues sabemos bien que el chocolate no es recomendable para ningún tipo de animal. Contiene teobromina, sustancia imposible de eliminar en el organismo del felino y que resulta tóxica.

Bebidas: No al café, al té y al alcohol. Es difícil imaginar a un gato bebiendo una copa de Martini, y seguramente que no le darías alcohol. Pero cuidado con las salpicaduras en el piso y con dejar botellas semi vacías a su alcance: el alcohol afecta su sistema urinario y, en grandes cantidades, puede provocar la muerte del minino.

El té y el café, por su parte, dejan residuos en el hígado y afectan su funcionamiento, además de ser estimulantes que alteran el sistema nervioso del animal.

Ahora que ya conoces los alimentos que no debes darle a tu gato por ser peligrosos, tenlos siempre presentes para la próxima vez que te mire con cara de lástima. Resiste a sus encantos, el mejor mimo que puedes hacerle es no convidarle jamás.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Alimentos Peligrosos para Gatos, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social