Cómo Administrar un Negocio de Ropa

Guía para Administrar un Negocio de Ropa

Antes de saber cómo administrar un negocio de ropa, es preciso que tengas en cuenta algunas cuestiones sobre cómo ponerlo en marcha. La puesta a punto de una tienda puede conllevar su tiempo, no debes precipitarte.

En primer lugar, antes de abrir un negocio de ropa debes investigar bien la zona, para determinar si es el lugar propicio. Da una vuelta por las calles aledañas para mirar otras tiendas. Tal vez no haya otra similar a tu idea y eso de respuesta a una necesidad, o también puede que no se trate de una buena idea.

Luego, debes diferenciarte de otros negocios de ropa que haya en el barrio, ofrece aquello que los demás no tienen. Quizás no se trate sólo de las prendas que vendas, sino también del trato a los clientes, de la decoración del lugar o del precio de los productos.

En tercer término, determina cuál es el mercado al que apuntarás. Una excelente idea es ofrecer productos para un nicho específico, en lo posible que no se haya agotado ya en la zona. Puede ser ropa para señoras, para adolescentes, para niños, para jóvenes, de diseño, para oficinas, etc.

Pasos para administrar una tienda de ropa. Cómo abrir un negocio de ropa. Tips para llevar la contabilidad de una tienda de ropa
Imagen 1. Antes de abrir un negocio de ropa, piensa en cómo atraer clientes con la distribución de la mercadería

Antes de administrar un negocio de ropa, es importante que sepas cómo será la financiación de tu proyecto. Esto tiene total relación con la economía posterior, por ello no es un detalle menor. Por ejemplo, si has pedido un crédito en el banco o el dinero es fruto de tus ahorros, entonces una buena idea es reservar un porcentaje para poder pagar tus gastos durante los primeros dos meses. Es preciso que tengas en cuenta que un negocio no da ganancias al principio, sobre todo si la inversión es grande.

Tips para administrar un negocio de ropa

Cuando ya has decidido hacer el “big opening” de tu tienda, ahora si debes aprender un poco sobre cómo administrar un negocio de ropa. Para ello, es necesario que tengas un buen proveedor de las prendas, lleves una detallada cuenta de las finanzas, prestes atención a los gastos y algunos secretos más:

Abrir una tienda de ropa no es sólo llenar los escaparates con faldas, blusas, chaquetas y sweaters, va más allá de eso. Si únicamente te interesa la parte del diseño, entonces tendrás que contratar a alguien que te ayude con la contabilidad, o al menos que sea bueno con los números.

Cada vez que realizas una venta, la anotas en un cuaderno. Al finalizar el día, sumas todas y colocas ese número en otra planilla. Algunos optan por hacer esto en un documento en su ordenador, pero esto depende de lo que les sea más sencillo. En otro cuaderno o archivo, anota los gastos que tiene la tienda, como ser el pago de la renta o de los servicios, las compras a los proveedores, etc.

Al finalizar el mes, debes hacer un balance entre los números de las ventas y el de las compras/gastos, para saber cuál ha sido tu ganancia. No es tan difícil como parece, pero muchas personas que deciden abrir una tienda de ropa no lo tienen en cuenta y es por ello que fracasan.

Para administrar un negocio de ropa de manera exitosa debes pensar también en los empleados. Quizás al principio tengas que trabajar tu mismo todo el día, o bien si el proyecto es entre dos personas, dividirse los horarios. Lo cierto es que, como se decía antes, al principio no tendrás tanta ganancia, por lo tanto piensa dos veces antes de contratar a alguien.

A su vez, los proveedores son muy importantes no sólo al abrir un negocio de ropa, sino también después para obtener ganancias. No te quedes con uno solo, trata siempre de buscar precio, calidad y moda. Tómate un día a la semana para recorrer los mayoristas o para mirar en revistas cuáles son las tendencias.

Cómo exhibir la ropa en tu negocio

Dentro de los tips sobre administrar un negocio de ropa, cómo colocas los productos que vendes es clave. Está comprobado que según el diseño o la disposición de los artículos, los consumidores compran más o menos.

Piensa más allá de la decoración, ten en cuenta la comodidad de los clientes y qué es lo que verán primero. El escaparate del negocio es vital para llamar la atención y hacer que las personas ingresen, pero también para que consuman (que en definitiva es lo que más nos interesa).

Usa las paredes con estantes o murales que sirvan también para mostrar la ropa. Las mesas y los percheros son accesorios que no pueden faltar, las combinaciones de las prendas sirven para que la gente vea cómo quedan diferentes atuendos y los maniquíes no son sólo para el escaparate, sino también para dentro del local, ya que sirve para que el cliente imagine cómo se verá en él mismo.

Para administrar un negocio de ropa no se necesita ser contador ni un genio en las matemáticas, simplemente saber controlar los gastos (iniciales y posteriores), así como también llevar bien las cuentas de lo que se gasta y lo que se vende.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Administrar un Negocio de Ropa, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social