Cómo Volverse Experto en Algo

No importa a qué sector o área te dediques, puedes transformarte en un experto si te lo propones . Alcanza la excelencia y sé el artífice de tu propio destino con estos consejos.

Tips para Ser un Experto

Quizás pueda parecerte un poco arrogante pero es posible volverse experto en algo. El genio que llevas dentro no sólo ha nacido contigo sino que también tiene mucho por aprender.

Cómo volverse experto en algo. Consejos para ser experto en tu profesión. Tips para volverse un experto

© Depositphotos.com/gunnar3000

Puedes volverte experto en lo que quieras si te lo propones y trabajas duro en ello.

¿Qué tienen en común Leonardo Da Vinci, Albert Einstein y Wolfgang Amadeus Mozart (además de ser genios)? ¡Que lograron la excelencia en el área a la que se dedicaban!. El éxito está al alcance de todos, y para ello es preciso ser disciplinados, pacientes y seguir una serie de pasos.

9 tips para volverte experto en lo que quieras

En su libro “Mastery”, Robert Greene ofrece unos tips para dominar lo que quieras. ¿Te gustaría saber cuáles son? Presta mucha atención:

1. Encuentra tu misión: Las personas suelen tener sentimientos muy intensos en relación a lo que dominan. Pero eso a veces causa problemas y los aleja de otras personas. Confía en ti mismo y en tus capacidades, mejora tu autoestima, no quieras abarcar todo, sino que especialízate sólo en una porción a la vez. Si hallas tu trabajo ideal, no tendrás que trabajar un sólo día de tu vida. ¡Busca aquello que te apasiona, te llena de alegría y te puede servir a futuro!

Consejos para volverse experto en algo. Claves para ser experto en alguna profesión.

No te sientas superior y trabaja desde una condición de igualdad, aunque ya seas un experto en el tema, nunca sabes qué más puedes aprender.

© Depositphotos.com/Corepics

2. Encuentra el nicho para ser experto: No basta con determinar el área a la que te dedicarás, también te será de mucha utilidad que puedas encontrar un nicho o sub sección donde ser experto. Esto quiere decir, donde otros no han investigado o se han sumergido. Probablemente en tu sector haya muchos especializados. ¡Busca esa arista donde no exista nadie que destaque!

3. Usa el enojo como motivación: Es preciso que te rebeles contra el camino equivocado. Es decir, que no te dejes obnubilar por el dinero, la fama, el éxito o la aceptación de los demás. Si hay algo que te enfurece, haz lo que sea para cambiarlo. No te sientas presionado y si es así, aprovecha ese sentimiento para hacer aquello que deseas.

4. Ama lo básico: Para ser experto en algo primero tienes que especializarte en un aspecto más pequeño. Piensa qué cosas te encantaban o te paralizaban cuando eras niño. No se trataba de un capricho o algo pasajero de un pequeño, sino un mensaje sobre lo que deberías estar haciendo hoy.

5. No seas dependiente del aprendizaje: Uno de los problemas de la educación actual es que todos los niños son enseñados de la misma manera sin importar qué les gusta, para qué son capaces, qué les desagrada o para lo que no tienen habilidad. Es decir que desde pequeños nos cortan las alas y las posibilidades de convertirnos en expertos en ciertas áreas. Nos educan como dependientes y todos exactamente iguales.

La buena noticia es que de adultos podemos revertir la situación. ¿Cómo? Buscando y encontrando el aprendizaje ideal. Puede ser un curso a distancia, una suscripción a una revista de tu sector, leyendo libros específicos, yendo a la biblioteca, oyendo entrevistas y un largo etcétera. No olvides que la experiencia, y sobre todo, la exploración, son los responsables de que puedas dominar lo que quieras.

6. Practica mucho: La observación profunda, la práctica diaria y la experimentación en el lugar y momento adecuado son la clave. No es para impresionar a nadie ni para demostrar que eres capaz de algo; practica y repite las cosas una y otra vez, esa es la única manera en que el cerebro retiene la información. Las neuronas se acostumbran a un movimiento específico, por eso nunca te olvidas de montar una bicicleta una vez que has aprendido y practicado la coordinación. Experimenta para poder probar todas tus teorías o plasmar en hechos lo que has leído en palabras.

7. Valora el aprendizaje: Para volverte experto no tienes que pensar en el dinero que podrás obtener, sino en el bagaje de información que almacenarás. Además, para entrenar y aprender necesitas un empleo que te permita avanzar o te de tiempo libre para estudiar o hacer trabajo de campo. No te quedes en un puesto donde te pagan mucho pero coartan tus posibilidades de desarrollarte. Por otra parte, no te vuelvas un esclavo de las opiniones ajenas, esfuérzate para ti mismo.

8. Sé humilde: Mantén un sentimiento de inferioridad aunque estés exponiendo en el evento más importante de tu sector o te convoquen por ser un experto en un tema en particular. Es decir, que la fama no te obnubile. No tengas una posición superior de “especialista”, involúcrate más con el proyecto pero de igual a igual. Ten en cuenta que tienes limitaciones, restricciones y que antes no sabías tanto. Tampoco es bueno que trates a los demás como inferiores o incultos. Deja de lado los prejuicios y los sentimientos de superioridad.

"No basta con determinar el área a la que te dedicarás, también te será de mucha utilidad que puedas encontrar un nicho o sub sección donde ser experto."

9. Confía en el ensayo y error: Seguramente te equivocarás más veces de las que aciertes. Falla las veces que sean necesarias para poder superarte a ti mismo. No te compares con los demás, busca aprender todo el tiempo, experimenta y no temas equivocarte.

No hay dudas de que puedes ser experto en lo que quieras. Para ello se requieren ciertas capacidades, pero también algunos hábitos o actitudes frente a los temas a abordar.

"Uno de los problemas de la educación es que a todos nos enseñan de la misma manera sin importar qué nos gusta. Nos educan como dependientes y exactamente iguales. Pero de adultos podemos buscar el aprendizaje ideal."