Salud
Elegir el tipo de parto que nos gustaría tener

Ventajas de las distintas formas de parir

Parto normal, por cesárea, bajo el agua, con anestesia... todas formas distintas de dar a luz. Veamos ventajas y desventajas de cada una.

06/04/22 por

En un embarazo normal de una mujer sana, se puede elegir cualquiera de estos tipos de parto.

Parto domiciliario

Muchas mujeres podemos decidir cómo nos gustaría que fuera el parto de nuestro bebé, aunque en algunos casos, es decisión del médico o de la situación social. En un embarazo normal de una mujer sana, se puede elegir lo siguiente.

También te puede interesar...
Preguntas frecuentes sobre la epidural

Una de las posibilidades es el parto domiciliario: en este caso, hay que tener contratadas con anticipación un obstetra o comadre y una ambulancia que los lleve hasta el hospital inmediatamente después del parto, a menos que se pueda acondicionar una habitación, lo que es prácticamente imposible. Las ventajas de esta forma de parir es que la madre no tendrá la dificultad de llegar hasta el hospital en trabajo de parto, y que se sentirá más confortable en su hogar.

Parto bajo el agua

Otra de las formas de tener un parto es bajo el agua: es necesario contar con una piscina o bañera completamente aséptica y que tenga la posibilidad de dejar fluir el agua constantemente, a 37 grados de temperatura. Las ventajas de este tipo de parto son varias; el agua caliente calma los dolores y el bebé pasa de un ambiente líquido a otro, por lo que el cambio es menos dramático.

Parto en cuclillas

También se puede parir en cuclillas: esta posición es la adoptada por las mujeres de varias culturas antiguas. Facilita la bajada del bebé gracias a la fuerza de gravedad, y porque la pelvis está más abierta. Es importante contar con un obstetra y un médico que sepan atajar al bebé cuando nazca, y alguien que pueda asistir a la mamá para que no se caiga.

Parto por cesárea

También en el hospital tenemos un par de opciones, una es elegir el parto por cesárea. Este tipo de parto es predeterminado por los médicos cuando el bebé llega en posición incorrecta, con el cordón umbilical enroscado, o cuando existen riesgos de transmisión de enfermedad o problemas de salud para la madre. Pero también una madre puede elegir este tipo de parto si lo prefiere. No tiene ni ventajas ni desventajas importantes con respecto al parto normal.

Anestesia epidural

La otra opción que tenemos en el hospital es la de elegir o no un parto con anestesia epidural. Este tipo de anestesia aminora considerablemente los dolores del parto, pero también puede eliminar la sensación de las contracciones.

Todas estas son elecciones que podemos hacer para disfrutar mejor este momento único de nuestra vida.

Preguntas frecuentes sobre la epidural

Dudas sobre la anestesia epidural

Tiempo atrás, las embarazadas debían traer a sus hijos al mundo de forma totalmente natural, soportando muchísimo dolor en el proceso, puesto que aún no existía la anestesia. Hoy en día, es muy utilizada la anestesia epidural o peridural para actuar como analgésico contra el dolor, siendo una técnica segura tanto para la madre como para el bebé. No obstante, es frecuente que surjan varias preguntas acerca de este método.

SEGUIR LEYENDO...

Te gusta esta nota?