Cómo Ponerse una Mascarilla Facial

No basta sólo con conocer la receta y ponerse la mascarilla así sin más. Conoce el procedimiento correcto para aplicarlas en tu rostro y aprovechar al máximo sus beneficios.

¿Cómo se Aplica una Mascarilla Facial?

Pasos para Aplicar Mascarillas Faciales

Tener a mano recetas naturales para tu belleza es tan importante como saber ponerte las mascarillas en el rostro. La correcta aplicación, la manipulación de los ingredientes y el respeto por las reacciones de tu cuerpo, en busca del máximo bienestar, son claves para aprovecharlas al máximo. Conoce en esta nota cómo aplicar estos compuestos con el mayor beneficio posible, ¡y con salud!

Mujer sonriente con una mascarilla casera en el rostro.
Aprende a usar mascarillas con mayor eficiencia, y recuerda hacer siempre movimientos ascendentes para estimular la circulación.

© Depositphotos.com/kazzakova

Te puede interesar: Cómo preparar Mascarillas Caseras y Naturales para las Manos

Cuidados iniciales

Antes de aplicar las mascarillas caseras, tu piel necesita estar en condiciones para poder absorber los nutrientes de cada ingrediente. Para eso, la limpieza y la exfoliación son fundamentales. Una vez por semana, al menos, necesitas exfoliar suavemente tu piel, en particular la del rostro, para eliminar células muertas, impurezas, suciedades depositadas, y para estimular la autoreparación.

En cuanto a la limpieza, al menos 30 minutos antes de usar la mascarilla facial debes humedecer el rostro con agua cálida o caliente, para abrir los poros y crear una mejor limpieza. Usa un jabón neutro adecuado para tu tipo de piel, y no friegues con rudeza sino hazlo con movimientos suaves. Enjuaga muy bien, y finaliza la limpieza con un tónico astringente que elimine cualquier resto de jabón o de suciedad. Seca dando palmaditas con una toalla suave, sin frotar, y deja que tu piel descanse algunos minutos antes de usar la mascarilla.

Los ingredientes

Para hacer mascarillas usa siempre ingredientes frescos y de buena calidad. Evita los compuestos con agregados químicos y, en cambio, aprovecha las bondades de las frutas y los vegetales frescos, los huevos de granja, la avena tradicional, los productos orgánicos, aceites no refinados, y yogur natural preparado en casa. Así, tendrás más nutrientes vitales para darle a tu piel.

Busca elementos limpios para prepararlas, desinfectados si fuera necesario, y preferentemente de vidrio, pues los metales pueden interactuar con ciertos ingredientes. Retira los productos del refrigerador (si estuvieran allí) unos 20 minutos antes de comenzar con tu preparación, para que tomen la temperatura del ambiente y facilites su integración.

¿Cómo se aplica una mascarilla facial?

Si es la primera vez que vas a usar una receta y no sabes si puedes tener alergias, intolerancias o sensibilidades a alguno de los ingredientes, prueba el producto colocando una pequeña cantidad en la parte interna de tu brazo, a la altura del codo. Deja actuar unos 15 minutos y nota si hay reacción, picazón, ardor o incomodidad alguna. Mientras tanto, conserva la mascarilla en la nevera, pues el calor del ambiente podría deteriorarla. También puedes preparar poca cantidad para probar, y hacer la totalidad de la receta una vez que verifiques que es segura.

Al aplicar la mascarilla en el rostro, siempre evita la zona de los ojos y párpados, las fosas nasales y, en ciertos casos, también los labios. Es mejor usarlas por la noche, cuando ya no vas a salir de casa (ni exponer la piel recién tratada al sol) y cuando no necesitas aplicar ningún producto luego del tratamiento, como cremas, lociones, protectores solares o maquillaje.

Mujeres disfrutando en un spa. El momento de usar una mascarilla facial también se puede compartir con amigas.

Es importante relajarte mientras te pones una mascarilla facial. Conviértelo en una sesión entre amigas, y tendrás aún mejores resultados.

© Depositphotos.com/.shock

Para que la máscara actúe plenamente, además de tener la piel limpia es necesario que te relajes y dejes que tu organismo actúe en ello. Aplícala y ponte a escuchar música, lee un libro, o simplemente recuéstate o siéntate en tu silla favorita, para relajarte por algunos minutos.

No todos los productos son adecuados para exposiciones prolongadas. Si una receta sugiere dejar usar la mascarilla por 15 minutos, respeta ese tiempo. No creas que “más tiempo equivale a mejores resultados”, pues a menudo es justamente lo contrario.

Cómo ponerse una mascarilla en 7 pasos

Para usar mascarillas en el rostro, sigue estas instrucciones de aplicación:

1. Comienza desde la parte inferior del rostro y muévete hacia arriba. Usa las yemas de los dedos meñique, anular y mayor aplicando el producto en el mentón y extendiéndolo suavemente hacia las mejillas.

2. Repasa el contorno de la boca y el labio superior, y aplica el producto desde las mejillas y hacia los pómulos y las sienes.

3. Evita ponerte cerca de los lagrimales y en los párpados. Puedes usar sobre la parte inferior de las ojeras (en las “bolsas), en un movimiento desde las sienes y hacia la nariz.

4. Aplica en la nariz, desde la punta y hacia los lados, y desde la zona entre tus cejas y hacia los lados y abajo (este debería ser el único movimiento hacia abajo que hagas).

5. Finalmente, aplica en la frente comenzando desde el punto entre tus cejas y hacia arriba y los lados. No uses demasiado producto en una misma aplicación: ve tomando conforme lo vayas necesitando, permitiendo así una mejor “adherencia” con la piel.

6. Ponte sobre el cuello, comenzando desde la zona de la tráquea y hacia el mentón y las orejas.

"Al menos 30 minutos antes de usar la mascarilla debes humedecer el rostro con agua cálida o caliente, para abrir los poros y crear una mejor limpieza."

'

"No todos los productos son adecuados para exposiciones prolongadas. Si una receta sugiere dejar la mascarilla por 15 minutos, respeta ese tiempo."

7. Deja actuar por el tiempo indicado, y enjuaga con agua fría o templada, pero no caliente. Al enjuagar, también usa siempre movimientos ascendentes. Seca sin frotar, con un paño suave bien absorbente, y permite que la piel repose por 20 a 30 minutos luego de la aplicación.

Sigue estos consejos para aplicar una mascarilla facial y lograrás mejores resultados, ¡siempre con salud para tu piel!