Cómo tratar a una persona insegura

Cuando alguien carece de confianza en si mismo se convierte en inseguro, y en la mayoría de los casos, es por un problema o cuestión en particular. Aprende cómo tratar con una persona de estas características.

Cómo tratar a una persona insegura

© Depositphotos.com/SIphotography

La inseguridad, un problema recurrente

Puede ser que la persona insegura lo esté de su cuerpo, de su apariencia, de su capacidad, de su inteligencia o de su habilidad, pero el problema radica cuando ello no les permite seguir el curso de su vida normalmente.

En algunos casos, la inseguridad se esconde fácilmente porque se relaciona a algo muy puntual (por ejemplo, si tiene miedo de estar frente al público, comienza a dejar de frecuentar reuniones). En otros, el trastorno es tal que la persona vive con miedo de todo y cada vez sufre más, algo que se trasmite a sus seres queridos.

Cómo actuar con personas inseguras

  • No los trates de tranquilizar con frases tales como "pero si tu eres hermoso" o "siempre has sido muy brillante, no entiendo por qué dices que no eres inteligente". Esto hará que se pongan más ansiosos y nerviosos, pero a la vez, aumentarán su sentimiento de inferioridad, ya que pensarán que lo estás diciendo para conformarlos y convencerlos de algo que para ellos no es cierto.
    Ten cuidado, porque podrán discutir contigo, alegando que tu opinión es imparcial, o pueden herirte con algún comentario del tipo "tú que sabes, no estás en mi lugar".
  • Evita recomendarles cosas para mejorar. Si se trata de una persona insegura porque es obesa o introvertida, de nada te servirá decirles "escuché hablar sobre una dieta milagrosa" o "¿por qué no intentas hablarle a la chica que te gusta?". Esto tendrá el efecto contrario al esperado.
    Normalmente, las personas inseguras ya saben cuál es la solución a su problema, pero creen que no tiene la capacidad de lograrlo o sus miedos no se lo permiten.
  • Ignora las frases relacionadas a la inseguridad, como por ejemplo "nunca podré rendir bien el examen" o "odio mis caderas". Si no les das aprobación, ni consejo ni discutes sobre estas afirmaciones, la persona no se sentirá tan insegura ni reforzará sus temores.
  • Anima a que hablen en el momento en que no están padeciendo una crisis de inseguridad. Por ejemplo, "esa chica no para de mirarte, ¿por qué no vas a hablar con ella?" o "cómprate ese vestido, te va a quedar fantástico".
    Si no discutes sobre el tema ni sacas a la luz su inseguridad, hasta es posible que lo tomen como una prueba y minimicen el problema.
  • Por último, no esperes resolver la situación. Recuerda que la inseguridad no es algo que desaparece de la noche a la mañana y que no importa lo que hagas, la persona misma es la que debe encontrar una solución.
    Todos pueden decirle cientos de consejos, pero tiene que aprender a ganar confianza en si misma primero. Sólo él o ella puede levantarse si así lo quiere.

"Las personas inseguras ya saben cuál es la solución a su problema, pero creen que no tiene la capacidad de lograrlo o sus miedos no se lo permiten."