Cómo Tomar Proteínas en Polvo

Consumir proteínas es ideal para maximizar tus resultados en el ejercicio. Aquí te damos algunos consejos para hacerlo adecuadamente

Claves para consumir proteínas en polvo. Para qué sirven las proteínas. Cómo tomar proteínas

© Depositphotos.com/belchonock

Las proteínas te ayudarán a desarrollar tus músculos, especialmente si las consumes luego del entrenamiento.

Beneficios de las Proteínas

Aunque dentro de los temas que se refieren al incremento muscular hay varios conceptos que hay que aprender, de entre todos ellos el tomar proteínas en polvo es uno de los más importantes.

Se trata de un nutriente que alimenta a los músculos y permite que estos incrementen su tamaño de una manera más fácil y rápida, pero también es algo esencial para algunas funciones del cuerpo humano, por lo que debes saber cómo sacar provecho de ellas.

El cuerpo humano requiere ciertos gramos de proteína para poder vivir, pero en cuestión de la musculación es necesario aumentar esa cantidad de manera sana, para que éstos se alimenten. Obviamente, comer alimentos con alta presencia de este nutriente es clave, pero muchas veces no puede ser algo benéfico para la salud.

Consejos para consumir proteínas. tips para tomar proteínas en polvo

Uno de los datos que tienes que poner especial atención es el número de gramos de proteína que tiene el polvo.

© Depositphotos.com/deymosd

Comer 1 kilogramo de carne de res o algunos filetes de atún no puede ser una opción para muchas personas, por lo que tienen que obtener su dosis de algunas maneras diferentes. Tomarlas no solo es una moda, es un estilo de vida, y a continuación conocerás algunas claves para tener en cuenta.

Claves para consumir proteínas en polvo

1.- Elegir la proteína: Hay diferentes productos que tienen algunas ventajas y desventajas. Las proteínas son diferentes entre sí de acuerdo a la composición de cada uno de los polvos. La más común en algunas tiendas de fitness son las proteínas de carne, pero ya sabemos que representan algunos problemas. Se han puesto de moda los productos como el Hidrolizado de proteína o el asilado, que tienen como materia prima la leche o el huevo. Incluso ya hay algunos polvos derivados de la fruta.

2.- ¿De cuántos gramos?: No sólo hay que elegir el tipo para tomarla de manera adecuada, otro de los datos que tienes que poner especial atención es el número de gramos de proteína que tiene el polvo. ¿Por qué?. Porque aquí depende mucho tu resultado y lo que en verdad quieres, si incrementar, mantener o simplemente aumentar fuerza.

Las más comunes son de 25 gramos, que alimentan los músculos y los fortalecen. Algunos productos son para mujeres y tienen entre 15 y 20 gramos de acuerdo a sus necesidades. También, para los fisicoculturistas y los amantes de los músculos grandes, puedes encontrar concentraciones de entre 50 y 75 gramos.

3.- ¿Cada cuando se toma?: Aquí hay un intenso debate que hasta la ciencia ha tratado de resolver. Tomar proteína te puede servir a cualquier hora, pero hay algunos momentos con mejores resultados.

"Según la ciencia, los músculos están disponibles para recibir más nutrientes en las horas de necesidad, como en la mañana y al terminar el entrenamiento."

Según la ciencia, los músculos (y todo el cuerpo en general) están disponibles para recibir más nutrientes en las horas de necesidad. En la mañana, cuando tu cuerpo tiene 8 horas sin alimento, un batido de proteína es excelente y tus músculos lo aprovecharán. También, la hora idónea para tomar tu malteada es al momento de terminar con tu entrenamiento.

Consumir proteínas puede resultar la clave de tu éxito. Sigue estos consejos para hacerlo de manera adecuada

"Las proteínas alimentan a los músculos y permiten que estos incrementen su tamaño de una manera más fácil y rápida."