Cómo texturar la arcilla polimérica

La posibilidad de texturar de diversas formas la arcilla polimérica nos permitirá crear diseños y objetos más atractivos.

67% de votos positivos

Efectos y preparación de la arcilla polimérica

En la preparación de la arcilla polimérica, esta versátil masa de modelar, podemos aprovechar todos los elementos y técnicas que conozcamos, logrando efectos y texturas especiales que nos permitirán crear más y mejores labores tanto de artesanías como de elementos decorativos y funcionales.

Ya hemos aprendido a mezclar los colores en arcilla polimérica, y también a lograr efectos de falso vitraux, y hasta flores. Hoy veremos más sobre el texturado de la arcilla polimérica, lo que nos permitirá lograr figuras, letras y decoraciones mucho más impactantes.

Consejos para texturar la arcilla polimérica

  • Comenzaremos por preparar la masilla, amasándola con nuestras manos para darle el calor necesario y que así se torne más flexible y maleable. Luego, la estiraremos con la máquina de pastas o el rodillo, creando una plancha de un grosor no menos a 2 mm, y no mayor a 4 mm. Ya tenemos lista la masilla para darle la textura deseada.
  • Ahora podemos echar mano a cuanta herramienta tengamos a nuestra disposición. Con gran facilidad, podemos dar texturas con rodillos texturadores, o también con diversos elementos, como punzones, agujas, peines, cepillos en desuso, sellos de goma y prácticamente todo lo que tengamos a mano que pueda dejar una estampa en la masa. Incluso, nuestras huellas digitales servirán para dejar una superficie texturada en nuestros modelos.
  • Aunque la arcilla polimérica puede ser adquirida en una infinidad de colores, bien podemos aprovechar polvos metálicos para lograr nuevas gamas y tonos, y también una textura especial. Para ello, estiramos la masilla y vertemos o espolvoreamos sobre ella (o los aplicamos con el dedo, sin problemas). Al llevar al horno, lograremos un efecto metalizado especial.
  • Podemos usar casi cualquier objeto para texturar la arcilla polimérica, incluyendo también telas de tramados abiertos, elementos punzantes, cortantes y demás. Lo importante es tener la arcilla estirada en planchas lisas, bien amasadas con nuestras manos para que esté bien flexible la masa, y poner a volar nuestra creatividad para crear elementos y accesorios únicos, y totalmente personalizados a nuestro gusto.

"Podemos usar casi cualquier objeto para texturar la arcilla polimérica, incluyendo también telas de tramados abiertos, elementos punzantes, cortantes y demás."