Salud
Masajes en el embarazo

Técnicas para aplicar masajes durante el embarazo

Durante el embarazo, hay diferentes tipos de masajes que aliviaran la fatiga de espalda, cadera y otras zonas afectadas por los cambios físicos.

15/11/19 por

La espalda y la cadera son dos de las zonas aconsejadas para los masajes durante el embarazo.

Masajes durante el embarazo

Los masajes siempre nos hacen sentir mejor, pero en especial cuando estás embarazada, porque los músculos y articulaciones de tu cuello, espalda y piernas, se esfuerzan más.

Además de eliminar las tensiones musculares, los masajes te ayudarán a relajarte y descansar, algo que necesitarás mucho en esta etapa, mejorarán la circulación de la sangre, y te ayudarán incluso con los problemas intestinales.

Claro que antes de cualquier masaje es mejor que consultes con tu médico para que te dé el visto bueno y te recomiende algún profesional. La mayoría de los profesionales recomiendan los masajes a partir del 2 trimestre de embarazo, por eso es mejor hablar primero con alguno de ellos para que te técnicas adecuadas a ti.

Es preferible que al menos hagas una sesión de masajes con el profesional a la que asista tu pareja, para aprender los movimientos básicos y ofrecértelos luego en tu hogar.

Entre las diferentes técnicas de masajes para embarazas, puedes elegir la que más te guste, como masajes circulares en la cadera y toda la espalda, leve presión en la zona sacra, frotación y masaje circular en las piernas y brazos.

Para ninguno de estos masajes es necesario hacer fuerza, puedes hacer una leve presión pero lo mejor es que tengas las manos cálidas y utilices una crema humectante especial para embarazadas.

También hay otra forma en la que tu pareja puede ayudarte y además puede avivar el fuego entre ustedes. El médico te recomendará masajear tus pechos con cremas especiales, como la de caléndulas, para estimular la generación de leche y prepararlos para la lactancia. En esta zona, el masaje debe ser circular y con suavidad, porque muchas veces la turgencia pude provocar dolor.

Siempre después del segundo trimestre de embarazo, puedes hacerte masajes una o dos veces por semana, pero si notas que de cualquier modo te sientes cansada o que los masajes no tienen un buen efecto sobre tu estado físico, consulta con el médico.

Cómo prepararnos para un masaje

Cómo estar preparados para recibir masajes

Nada más relajante que un masaje bien hecho. Pero hasta la más completa terapia puede ser inefectiva si acudes al encuentro tenso y sin estar listo para esta placentera experiencia. Por eso, y para que puedas relajar cuerpo y mente en esta deliciosa actividad, te proponemos estos consejos para prepararte antes de recibir masajes.

Te puede interesar
Más sobre Embarazo y maternidad

Gracias por leer Técnicas para aplicar masajes durante el embarazo, si te gustó esta nota, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartilo.

Te gusta esta nota?