Cómo Superar una Tragedia

Una catástrofe, un accidente, un episodio de violencia… ¿cómo superar las tragedias personales y seguir adelante? Entra aquí y conoce buenas ideas para lograrlo.

Cómo olvidar una tragedia. Consejos para superar una tragedia personal. Tips para evitar las tragedias

© Depositphotos.com/peshkova

Olvidar la tragedia dependerá de qué tanto quieras recuperar la felicidad, ¡tienes todas las herramientas que necesitas a tu alcance!

Cómo Olvidar una Tragedia

Para seguir adelante con nuestras vidas luego de vivir una experiencia traumática, cada quien necesita aplicar sus propias estrategias para superar una tragedia en base a sus propias emociones y condiciones personales. Cada ser es diferente, cada quien experimenta los hechos con distintos niveles de profundidad, pero esto no tiene por qué ser desalentador: se trata de tomar los consejos generales y adecuarlos a tu propio parecer, para recuperar el control de tus emociones y disfrutar de la vida nuevamente.

¿Qué define una tragedia personal?

Lo primero que necesitas hacer es no comparar. Para algunas personas una ruptura amorosa puede tener una profundidad emocional sin igual, de la que les cueste mucho salir, mientras que para otras será cuestión de unos pocos días o semanas. No tiene que ver con la “cantidad” de amor ni el tiempo de duración de esa pareja, sino de cómo se viva cada hecho y cada condición.

Vale decir: una ruptura amorosa, la pérdida de un trabajo, una falla en una meta propuesta puede sonar mucho menos importante que, por ejemplo, las consecuencias de un terremoto en un país distante. Y seguramente que lo es desde muchos puntos de vista, pero la profundidad con la que se demuestran tus emociones al respecto no deben variar por eso. Tu dolor es tuyo, y no cambiará en relación a otros sucesos ya sean ‘mayores’ o ‘menores’, sino que sólo responderán a lo que tú estás sintiendo en este momento.

Claves para olvidar una tragedia personal. Cómo superar una tragedia familiar.

Superar una tragedia no implica negarla, sino aceptarla como parte del pasado y seguir adelante.

Hay muchos factores que intervienen en la experimentación de las emociones. A veces el hecho en sí carece del impacto que hubiera tenido en la persona si, por ejemplo, esta se encontrara en un plano emocional estable. Es decir: un asalto en la vía pública puede ser un hecho traumático del cual puedas reponerte en días o semanas, pero si tus emociones son crónicamente negativas, si vives en un estado de estrés o angustias, o si simplemente no logras dejar de pensar en ello, se convierte en una tragedia personal que se demorará más tiempo en abandonar tu vida, y que hasta requerirá de tratamientos más complejos como terapias farmacológicas, psicológicas u otros.

7 consejos para superar una tragedia

Lo cierto es que no hay una metodología específica, pero sí hay buenos consejos que podrás tener en cuenta para recuperar la alegría y dejar el pasado atrás:

1. Evita aferrarte al recuerdo de ese hecho traumático. Cuando notes que esas imágenes llegan a tu mente o las malas emociones invaden tu corazón, respira y haz lo posible por pensar en otra cosa.

2. Busca la ayuda necesaria. No temas hacerlo: a veces algunas pocas sesiones de terapia serán el puntapié inicial para tu recuperación. Es fundamental aceptar lo sucedido en lugar de rechazarlo.

3. No esperes que ’alguien lo solucione por ti’. Eres el responsable de tu propia vida y tus propias emociones, y si tú no te decides por seguir adelante nadie más podrá hacerlo por ti.

4. Ponte en movimiento. El ejercicio de cualquier intensidad, la práctica de Yoga o cualquier otra actividad física te ayudarán a distraer la mente, renovarán tu cuerpo, te darán energías y elevarán tu sistema inmune, lo que te hará sentir mejor y con más herramientas a tu alcance para poder superar una tragedia personal, cualquiera sea.

5. Cuida tu alimentación. Aunque parezca no tener relación, la alimentación es la base de todo. A través de una dieta limpia y llena de carnes magras, frutas, vegetales y agua en cantidad abundante podrás renovar tus emociones, tan simple como eso. Las comidas y bebidas azucaradas, llenas de cafeína, con ingredientes artificiales, al igual que el alcohol y otros estimulantes sólo profundizan las emociones negativas, y es mejor evitarlas en tu camino hacia la recuperación.

6. Comparte. Superar una tragedia personal requiere de que te sientas en compañía y contención. Además de una terapia médica y/o psicológica, busca la compañía de amigos, familiares u otros en tu misma condición (como grupos de apoyo), y expresa lo sucedido para restarle poder a las emociones negativas, impidiendo que tomen en control de tus emociones. Recuerda: ninguna persona es una isla.

7. Intenta ser feliz. Este es, quizás, el paso más difícil de todos: intentar ser feliz. La culpa a menudo nos impide disfrutar de los pequeños placeres de la vida, ¡pero nada ganas con quedarte en la miseria!. Lo sucedido es imposible de modificar, porque el pasado lo es. En cambio, si haces lo posible por rodearte de personas que te den alegría, realizas pasatiempos o actividades que te den placer, y procuras reír así sea por 10 segundos cada día, estarás más y mejor equipado para olvidar una tragedia y superarla. ¡Recupera el control de tu vida ya mismo!.

Escrito por: Eugenia