Sexto mes de embarazo, desarrollo del bebé y cambios en la mamá

Escrito por: Staff de CHP

100% de votos positivos

Este es un mes de mucho movimiento para el bebé, brazos, piernas, tronco, etc. pero esto para nada significa que es un bebé nervioso. Es algo totalmente normal en todo embarazo.

A partir de ahora, el crecimiento se hace mas lento, el bebé llega a medir unos 30 centímetros y pesar alrededor de 800 a 1000 gramos.

en el sexto mes de embarazo los párpados comienzan a separársele, ya se han desarrollado cuatro sentidos, el oído, el olfato, el tacto y el gusto inician sus funciones. La vista aún no se ha desarrollado, ya que todo esta muy oscuro dentro del vientre de la mamá.

Sexto mes de embarazo, desarrollo del bebé y cambios en la mamá

Si es un niño, los testículos descienden al escroto y los movimientos del bebé se notan claramente.

Todos los órganos del bebé se encuentran desarrollados, excepto los pulmones que maduran hacia el tramo final del embarazo, en caso de posibles partos prematuros los médicos suelen estimular la maduración de los pulmones.

El cuerpito del bebé comienza a acumular grasa, preparándose para el momento del parto.

La mamá siente dolores de espaldas, que se pueden mejorar con ejercicios adecuados, aumenta el tamaño y cantidad de várices, así también como la hinchazón de pies y tobillos.

La acidez del estomago es cada vez mayor y suelen presentarse algunos calambres y hormigueo en las extremidades.

A pesar de todo, aún se puede mover con cierta soltura, si bien el bebé se mueve mucho, aún no está encajado por lo que tiene libertad de movimiento y por su tamaño y peso hace que se sientan con mayor fuerza.

Lo normal es que la madre haya aumentado ya unos 5 kilos, se debe continuar con la dieta de manera estricta.

Los pechos ya han crecido notablemente. Y como los órganos se desplazan para dar lugar al bebé, pueda que sienta en algunas ocasiones que le falta el aire.

A partir del sexto mes de embarazo suelen hacer su aparición las contracciones de Braxton Hicks, que sirven para ir habituando el cuerpo al momento del parto, no son demasiado dolorosas y se nota un endurecimiento en la parte baja del vientre.