Semillas de Chía: Propiedades y Contraindicaciones

Las semillas de chía también tienen contraindicaciones. Conócelas y evita posibles problemas, además de sus propiedades y para qué sirven.

Las semillas de chía son saludables, pero también tienen contraindicaciones

© Depositphotos.com/SimeonDonov

Consulta con tu médico para determinar si tuvieras alergias, intolerancias o sensibilidades particulares a estas semillas.

Semillas de Chía: Contraindicaciones

Aunque son escasas, existen algunas contraindicaciones de la chía. Pero lo primero es saber que todos los organismos son únicos, por lo que si a una persona las semillas le resultan fantásticas, a otra podrían provocarle males y reacciones adversas. Veamos:

Diabéticos, prediabéticos, personas con problemas de azúcar: Aunque una de las propiedades de la chía se relaciona con la reducción del azúcar en la sangre, debes tener en cuenta que podría interactuar con tus medicaciones para la diabetes. Si sigues un tratamiento para estas condiciones, consulta con tu médico antes de añadirlas en tu alimentación regular.

Embarazadas, madres en lactancia, niños menores a 1 año: No es en sí una contraindicación, sino una consideración: la comunidad científica concuerda en que aún no existen investigaciones suficientes para verificar la seguridad en el consumo de chía por parte de madres en lactancia o embarazadas.

En lo que respecta a los bebés, la textura de las semillas no es adecuada, y su contenido de fibras podría alterar su ciclo gastrointestinal.

Alergias, intolerancias, sensibilidades: Como vimos, cada organismo es particular. Podrías tener una alergia, una sensibilidad especial o una intolerancia a la chía. Si al consumirlas has tenido consecuencias (en la piel, gastrointestinales u otras), o si eres propenso a estas condiciones, consulta con tu médico.

Condiciones gastrointestinales e intestinales: Si tienes síndrome de intestino irritable, intestino permeable o similares, lo mejor será consultar con tu médico. Esto se debe al enorme aporte de fibras solubles de estas semillas, pero también a que podrían interactuar con tus tratamientos farmacológicos.

Aunque estas contraindicaciones de las semillas de chía son muy poco frecuentes, siempre la seguridad debe enfocarse en nuestra salud y bienestar – consulta con tu médico y, bajo su consentimiento, ¡disfruta de todo lo que estas semillas tienen para darle a tu organismo!

¿Para qué sirven las semillas de chía?

Su capacidad de absorber hasta 12 veces su peso en agua las convierte en geniales sustitutos para los huevos, y son fenomenales para hacer batidos y postres tan espesos como los pudines de chía. En seco, son capaces de mejorar casi cualquier platillo, dulce o salado, convidando un leve sabor y una textura que te encantará.

A nivel nutricional, estas semillas aportan antioxidantes que combaten los males causados por los radicales libres. Esto, traducido en términos más simples, es una clara batalla al envejecimiento de la piel, mejorando el funcionamiento de órganos y tejidos.

Sus fibras solubles absorben el agua de los alimentos consumidos, y facilitan la eliminación de los desechos a lo largo del tracto gastrointestinal.

Por otro lado, la chía demora y frena la rapidez con la que el organismo convierte los carbohidratos en azúcares, es decir, ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede ser fenomenal no sólo si tienes diabetes o prediabetes, sino también si estás intentando bajar de peso. También te brindan energías naturales y duraderas, te mantienen lleno por más tiempo, ¡y no tienen gluten!

"Su capacidad de absorber hasta 12 veces su peso en agua las convierte en geniales sustitutos para los huevos, y son fenomenales para hacer batidos y postres ."

Por su aporte de Omega-3, las semillas de chía son útiles para controlar el nivel total de colesterol y reducir el “malo” (LDL), además de fortalecer a tu corazón y sistema cardiovascular. No sólo eso, sino que sus propiedades antiinflamatorias combaten los dolores de la artritis y del desgaste de las articulaciones.

Hay muchas otras propiedades en las semillas de chía, pero quizás lo que más quieras saber es esto: es un alimento fácil de hallar, que no cuesta demasiado dinero, ¡y que puedes añadir a cualquier comida y postre de tu día!

"Si al consumir chía has tenido consecuencias en la piel, gastrointestinales u otras, o si eres propenso a estas condiciones, consulta con tu médico."