Síntomas de Encajamiento del Bebé

Ya estás en la cuenta regresiva y seguro querrás saber si tu bebé está encajado. En esta nota te contamos los síntomas.

¿Cómo se Produce el Encajamiento del Bebé?

El encajamiento del bebé es su preparación para hacer su llegada a este mundo. En reglas generales, se produce hacia el octavo mes de gestación, colocándose en posición para atravesar el canal de parto: la cabeza del bebé se dirige hacia la parte inferior del útero y se va metiendo en la pelvis de la madre, en la cavidad del hueco pélvico. Esta posición se conoce como "encajamiento o posición cefálica", y es la ubicación más frecuente.

Sintomas de que el bebé está encajado. Cómo saber si el bebé está encajado. Qué es el encajamiento del bebé

Aunque el encajamiento puede producirse hacia las semanas 33 o 34, a veces no sucede sino hasta el comienzo del trabajo de parto.

También puede ocurrir que el bebé se ubique de nalgas, y en algunos casos este encajamiento hace que el parto natural resulte imposibilitado, debiendo acudir a otros métodos de alumbramiento, como la cesárea.

En una posición cefálica la parte más amplia de la cabecita del bebé supera el estrecho superior de la pelvis de mamá, frente a las espinas ciáticas. Aunque puede producirse hacia las semanas 33 o 34, a veces no se ubica sino hasta el comienzo del trabajo de parto.

Síntomas de que el bebé está encajado

La primera señal se observa en el vientre materno: la pancita visible se notará más baja que lo normal. Verás que no sólo está más baja, sino también levemente inclinada hacia delante, incluso el médico podrá palpar la cabeza del bebé en la parte más baja del vientre.

Cuando esto ocurre se puede sentir un alivio en las presiones que la madre sentía sobre su diafragma, pudiendo así respirar mejor y hasta comer más sin sentirse a disgusto, aunque aumentará un poco la presión sobre la vejiga y la zona perineal, favoreciendo la sensación de calambres abdominales y afectando el equilibrio. También se aumenta la frecuencia y la incomodidad al orinar.

Cómo se produce el encajamiento del bebé. Tips para saber si el bebé se está encajando

Cuando el bebé está encajado puede sentirse un alivio en la presión sobre el diafragma, pudiendo respirar mejor y hasta comer más.

La consulta al médico es fundamental para definir si el bebé está en la posición correcta. Al palpar su cabeza en tu vientre deberá notarse fija y calzada entre los huesos de tu pelvis, y no moviéndose. Si esto ocurre, el bebé ya casi está listo para nacer. En caso de encajarse de nalgas, también podrá palparse el cuerpecito fijo, y una imagen ecográfica ayudará a determinar la posibilidad de un parto natural vaginal o uno por cesárea.

Para saber si el bebé está encajado debes sentir estos síntomas, pero ante cualquier duda consulta con tu médico para definir el momento en el que, finalmente, puedas darle ese merecido y adeudado abrazo a tu pequeño.

"La primera señal se observa en el vientre materno: la pancita visible se notará más baja que lo normal."