Rutina de Pilates para el Vientre

Escrito por: Eugenia

100% de votos positivos

¿Quieres modelar la parte media y superior del cuerpo? Entonces prueba con esta eficiente rutina de Pilates que te encantará.

Ejercicios de Pilates para Fortalecer el Vientre

Aprende una fácil rutina de Pilates para el vientre, con ejercicios enfocados específicamente en la cintura y el abdomen, para que la realices dos a tres veces por semana, acomodándola a tu agenda y ritmo de vida.

Cómo fortalecer el vientre con pilates. Ejercicios de pilates para el vientre. Ejercita tu vientre con un rutina de pilates

© Depositphotos.com/piotr_marcinski

Practica esta rutina de Pilates dos a tres veces por semana, para tener una figura envidiable.

Recuerda que la práctica de Pilates no exige dolor ni incomodidad. Las rutinas deben hacerse a tu propio ritmo y nivel: puedes exigirte apenas un poco más, pero en ningún caso sentir dolor o molestias profundas.

Comienza cada rutina con una breve entrada en calor, y termina la práctica con ejercicios de enfriamiento y estiramiento, para potenciar tus resultados y evitar las molestias luego del ejercicio.

Rutina de Pilates para modelar la cintura

Para modelar la cintura, luego de la entrada en calor, extiende el mat en el suelo firme y plano y ponte sobre tus rodillas (a la altura de las caderas) y las palmas de tus manos (a la altura de los hombros, con los brazos extendidos). Verifica que tengas una buena postura, con la espalda recta y la cabeza y columna bien alineadas, mirando al frente o al suelo. Eleva un poco los pies, para no posarlos ni sobre el empeine ni sobre los dedos, sino acomodando y distribuyendo el peso de tu cuerpo sobre las rodillas.

"Recuerda que la práctica de Pilates no exige dolor ni incomodidad, y las rutinas deben hacerse a tu propio ritmo y nivel."

Te puede interesar: Ejercicios de Pilates para Adelgazar

Comienza inhalando y llevando la rodilla derecha hacia el pecho. Exhala mientras extiendes la pierna atrás y de regreso a la posición original, con la rodilla en el suelo. Repite con la pierna izquierda, y haz un total de 10 movimientos con cada rodilla.

Ahora, haz el mismo movimiento, esta vez llevando la rodilla izquierda hacia el codo derecho, y la rodilla derecha hacia el codo izquierdo, un total de 10 veces con cada pierna.

A continuación, recuéstate boca arriba (sobre tu espalda) y extiende las piernas y los brazos a los lados del cuerpo, con las palmas hacia abajo. Verifica que tu columna y cabeza estén bien alineados, tus hombros relajados, y tus abdominales tensos. Al inhalar, flexiona las rodillas para llevarlas al pecho (juntas o una a la vez), y tómalas con las manos. Al exhalar, estira las piernas sin llevar los pies hasta el suelo, y al mismo tiempo extiende los brazos por sobre tu cabeza, sin llevar las manos hasta el piso. Inhala llevando las rodillas al pecho y tomándolas con las manos, y exhala estirando brazos y piernas. Haz este movimiento un total de 10 veces, manteniendo siempre los abdominales contraídos y la cabeza bien posada en el suelo, para evitar la tensión en la zona de los hombros.

Ahora, haremos un trabajo de abdominales. Entrecruza las manos por detrás de la nuca, y tensa los abdominales (las piernas estiradas o flexionadas, de acuerdo a tu nivel). Eleva la parte superior del cuerpo un poco, sin quedar en posición de sentado sino apenas elevado, y mantén la posición por unos 5 a 10 segundos, respirando con normalidad. Regresa la espalda al suelo exhalando, y repite la contracción y elevación 4 veces más. Luego, haz una variación al ejercicio: cuando inhales y eleves el pecho, gírate desde la cintura hacia la derecha, luego hacia la izquierda, y vuelve al frente, exhalando mientras vuelves la espalda al piso, sin descansar por completo. Repite el movimiento 4 veces más.

"Haz esta rutina de Pilates dos a tres veces por semana para lograr buenos resultados."

Por último, ponte boca abajo posado sobre las puntas de los pies, las piernas estiradas, la columna y la cabeza alineadas, y posando sobre tus codos a la altura de los hombros, con los antebrazos en el suelo debajo de tu pecho (no hacia adelante). Inhala mientras giras el cuerpo hacia tu derecha, despegando el antebrazo y codo izquierdos del suelo, y extendiendo el brazo izquierdo hacia arriba. Exhala mientras vuelves a la posición inicial, e inhala mientras repites el movimiento con el brazo derecho hacia el cielo. Haz un total de 10 movimientos con cada brazo.

Repite esta serie una a dos veces más, y haz esta rutina de Pilates para ejercitar el vientre dos a tres veces por semana.

Rutina de ejercicios para el vientre. Pilates para aplanar el vientre. Cómo fortalecer el vientre con una rutina de pilates

Recuerda hacer los ejercicios a tu propio ritmo, y sin exigirte demasiado.

© Depositphotos.com/stokkete