Cómo Restaurar el Cabello Dañado

Si tu pelo se ve deslucido, quebradizo y sin vida, aquí te contamos cómo restaurarlo usando soluciones fáciles y rápidas.

Mujer levantando el cabello reparado con tratamientos caseros

© Depositphotos.com/envivo

Aprende los consejos más fáciles para reparar el pelo y devolverle su belleza y brillo naturales.

Tratamientos Caseros para Reparar el Pelo Dañado

Aprender consejos simples y naturales para restaurar el cabello te ahorrará cientos de billetes en el salón de belleza. No necesitas costosos productos ni peligrosos tratamientos para lucir una melena envidiable, sino tan solo hacer algunos cambios simples en la manera en la que tratas a diario tu melena.

Ten en cuenta estos tips para evitar maltratarlo, y para ayudar a reparar las puntas dañadas del cabello en tiempo récord.

16 consejos para Restaurar el Cabello

1. Come sano: La alimentación es fundamental. Una dieta regular equilibrada, con frutas, vegetales, carbohidratos limpios proteínas y grasas saludables (como las que hay en el aceite de oliva y los aguacates) te ayudará a tener el pelo brillante, sedoso y fuerte.

2. Córtalo regularmente: Cortar los extremos ayuda a “oxigenar” el pelo. Cada 4 a 6 meses, corta al menos 1,5 cm de sus puntas.

3. Evita jalarlo: Los peinados demasiado tensos y el uso de cepillos que jalan el cabello propicia la caída prematura y el daño a las fibras capilares. Usa peines de dientes anchos y separados, y cepillos con puntas protegidas y base acolchada. También, mantén la melena suelta o atada sin tensarla de más.

Reparar las puntas dañadas es facil con estos remedios. Evita tener que cortarlas

Cortar los extremos ayuda a “oxigenar” el pelo. Cada 4 a 6 meses, recorta al menos 1,5 cm de sus puntas.

© Depositphotos.com/DmitryPoch

4. Hidrátate: Beber agua no sólo es genial para tu cuerpo y tu salud, ¡sino también para tu pelo!. Una adecuada hidratación te ayudará a darle brillo y flexibilidad, estimulando también su crecimiento.

5. Protégelo del sol: Al igual que la piel, la melena sufre con la exposición prolongada al sol. Cuando pases el día fuera de casa, usa un sombrero para protegerla.

6. Vitaminas y suplementos: Si tu alimentación no abasteciera las suficientes vitaminas y tienes las puntas dañadas, consulta con tu doctor para que prescriba suplementos que estimulen la salud y el crecimiento de tu pelo.

7. Cuidado con el secado: En lo posible, deja que se seque naturalmente, pues la secadora y los elementos de calor no son buenos si buscas restaurar el pelo. Al salir del baño, envuélvelo cuidadosamente en una toalla de algodón (o una vieja camiseta), y no lo friegues con toallas gruesas.

8. Evita lavarlo demasiado a menudo: El exceso de enjuagues quita aceites naturales esenciales y lo reseca. No deberías lavarlo con menos regularidad que 3-4 días.

9. La temperatura: Ya sabes que el aire caliente, el rizador y la planchita no son del todo buenos… pero tampoco lo es el agua demasiado caliente a la hora del baño. Aunque te guste el calorcito, lava tu cabello con agua tibia, y en verano con agua fría, para darle brillo y salud.

10. No uses demasiados productos: El champú y el acondicionador deben usarse sólo en cantidad necesaria, aproximadamente el tamaño de una moneda extendido entre ambas palmas antes de aplicar. En lo que respecta al fijador, geles y otros productos, úsalos en cantidad moderada, pero no a diario. ¡Deja que tu cabello respire!

11. Usa acondicionador: El acondicionador no sólo facilita desenredar el pelo en el lavado, también lo hidrata y lo nutre, “sella” las puntas divididas y puede dar más volumen… pero asegúrate de elegir uno natural y de buena calidad.

12. Aplica mascarillas: Las mascarillas naturales son uno de los mejores remedios caseros para restaurar el cabello dañado. ¡En esta nota tienes muchas recetas para probar!

13. Cambia las fundas de las almohadas: Aunque parezca extraño, las fundas pueden estar afeando tu cabellera. Usa las de seda, ya que no lo raspan y evitan la estática por fricción. También puedes aplicar algunos trucos para reparar el pelo al dormir.

14. Masajéalo con aceite de coco: El aceite de coco hidrata, nutre y da salud a tu pelo y a tu cuero cabelludo. Una vez por semana o cada dos semanas, masajea el casco con un poco de aceite de coco durante unos 5 minutos. Déjalo actuar por 10 a 20 minutos más, y luego lava como de costumbre.

15. Reduce el estrés: El estrés es uno de los mayores enemigos de tu cabello. Haz Yoga, ejercicios, baila y procura relajarte cada día, buscando la felicidad y el bienestar. ¡Verás los resultados en una melena sensacional!

"Aunque parezca extraño, las fundas de la almohada pueden estar afeando tu cabello. Usa las de seda, ya que no lo raspan y evitan la estática por fricción."

16. Usa tintes naturales: Si coloreas tu peinado, asegúrate de usar uno natural y de buena calidad, pues los otros son demasiado agresivos y empeoran su estado.

Con estos remedios para restaurar el cabello dañado lucirás tu melena con orgullo y satisfacción. ¡Pruébalos hoy mismo!

"El exceso de lavados quita aceites naturales esenciales y reseca el pelo. No deberías lavarlo con menos regularidad que 3-4 días."