Cómo Responder Preguntas en una Exposición

Tips para saber responder a las preguntas luego de una exposición. Cómo responder preguntas en una conferencia

En cualquier oratoria podrás aplicar estos consejos. Todo se resume en mantener la calma y pensar tu respuesta.

© Depositphotos.com/Rawpixel

¿Eres de los que tiene algunas dificultades para responder las preguntas en público, luego de alguna presentación o al momento de responder tus exámenes? Entonces ten en cuenta estos consejos.

Tips para Responder Consultas en una Conferencia

A menudo tenemos que responder preguntas en una exposición para aclarar dudas en nuestra audiencia, y aunque es una situación bastante habitual muchos expositores tienen problemas al hacerlo, entran en dudas, o no saben cómo encaminar el diálogo (especialmente cuando las consultas tienen otras intenciones ocultas). Pero con estos consejos podrás hacerlo fácilmente, como un profesional, dejando todo el contenido en claro para seguir adelante con tu clase o conferencia.

¿Por qué nos cuesta responder preguntas?

A veces tenemos audiencias que realizan preguntas de seguimiento, directas, mucho más simples de responder sin desviarte del rumbo de tu exposición. Pero otras veces tenemos interlocutores cuyos puntos de vista son diametralmente opuestos a los que estás presentando, y formulan consultas que intentan desestabilizar la fortaleza de tu punto, y son difíciles de responder sin caer en la trampa fácil de la confrontación.

Por otro lado, a veces tenemos problemas para responder porque quienes formulan las preguntas son personas de cierto renombre en el campo en el que te encuentras explayándote o, al menos, causan en ti cierta intimidación, como un profesor durante un examen. Por eso es fundamental comprender bien tanto la consulta como también la intención de ella, de modo de saber si es de hecho un interrogante válido, o una formulación con intenciones ocultas por detrás.

"Es fundamental comprender bien tanto la consulta como también la intención de ella, de modo de saber si es de hecho un interrogante válido, o una formulación con intenciones ocultas por detrás."

Te puede interesar: Cómo hacer el resumen de una conferencia

Tips para responder preguntas en una exposición oral

Para responder preguntas con adecuación y claridad necesitas saber la intención de la misma, y también comprenderla a la perfección. Interpretar al interlocutor es clave aquí, pues no siempre sabrán expresarse claramente (especialmente cuando no son exponentes en el campo que se trata). Por eso, el primer consejo es vencer la tentación de responder rápidamente, sino tomarte tu tiempo para analizar en tu mente la consulta, y hacer incluso las aclaraciones que consideres necesarias para saber con precisión qué es lo que esa persona desea saber.

Cuando llegue el momento de invitar a los asistentes a preguntar, intenta establecer orden para que cada quien tenga su turno. Escucha con atención a lo que te consultan, y analízalo para conocer el contenido y la intención. No te preocupes: con la práctica esto se hará cada vez más fácil.

Tips para responder las consultas en una conferencia. Guía para saber responder preguntas en tu exposición

Aprende a responder preguntas en cualquier exposición con calma y eficiencia.

© Depositphotos.com/Rawpixel

Toma una breve pausa para pensar en tu respuesta o en tu accionar, una vez que ya hayas hecho tú las preguntas necesarias para aclarar el interrogante. En esta pausa sabrás cómo responder, y no sólo qué. Es decir: el “qué” se relaciona con el contenido, ante consultas reales y necesarias, mientras que el “cómo” se relacionará más con esas preguntas vacías de contenido, que sólo buscan confundirte, hacerte perder el hilo de la exposición, o desviar la conversación hacia otro sitio.

Si notas que la pregunta carece de peso, esquívala con elegancia, utilizando frases como “esa es una pregunta interesante pero no se relaciona directamente con esta exposición. En cuanto finalicemos me gustaría retomar este tema sólo contigo, de modo de no interrumpir la idea”, o quizás “esa pregunta no se relaciona directamente con el tema en cuestión, pero es interesante y me gustaría pensarlo por un minuto, creo que es mejor que lo retomemos en otra oportunidad”. No hace falta violentarse ni discutir, ni tampoco pedir a la persona que “deje de interrumpir”; con una frase como esta estarás ‘validando’ su interrogante, pero aclarando que es otro el momento en el que podrás responder… incluso cuando ya sabes que probablemente no llegue nunca.

Tomar una breve pausa también te permitirá encaminar tu respuesta, incluso con las interrogantes válidas y bien intencionadas. Si el tema de la pregunta es útil pero amenaza con desviar la exposición, esos segundos te permitirán reconocer la pregunta, responderla sólo superficialmente, pero ordenar tu exposición para regresar rápidamente al contenido original.

"El primer consejo para saber responder preguntas en una exposición es vencer la tentación de hacerlo rápidamente. Tómate tu tiempo para analizar en tu mente la consulta."

Por último, procura no intentar impresionar a tu audiencia. Ese no es tu momento de brillar: si tu exposición es clara, definida e impresiona como quieres, tal vez ni siquiera surjan preguntas. Pero si alguien tiene un interrogante válido, debes ser claro, simple y preciso con el contenido de tu respuesta. Deja que tus conocimientos hablen por ti, y una vez respondidas las consultas, sigue adelante con tu exposición.

Saber responder preguntas luego de una exposición sin dudas ni tartamudeos es algo así como un arte, que podrás dominar mediante la práctica y siguiendo estos tips útiles.