Remedios naturales para las picaduras de insectos

Remedios naturales para las picaduras de insectos

Remedios naturales para las picaduras de insectos

Una bella tarde puede volverse una tortura cuando los pequeños visitantes nos atacan. Aprende a aliviar los síntomas de las picaduras de insectos con algunos remedios naturales.

Remedios caseros para aliviar las picaduras

El verano nos invita a estar puertas afuera, en el jardín, paseando por parques y costas, pasando horas y horas a la intemperie. Pero esta maravillosa sensación a menudo se ve opacada por la presencia de algunos visitantes poco deseados: los insectos. Mosquitos, tábanos, avispas, abejas, pulgas, arañas y algunos más afectan nuestra piel, dejándonos con inflamaciones, dolor y molestias.

Pero no hace falta que salgas de casa vestido con una armadura metálica para protegerte: disfruta, y aplica los remedios naturales contra las picaduras que veremos a continuación.

Cómo prevenir las picaduras de insectos

En el verano lleva una dieta liviana, repleta de frutas frescas y vegetales, de preferencia sin cocción. Esto hará que tu piel sea menos atractiva para los insectos que buscan alimento, y también te mantendrá hidratado y fresco.

"En casos de picaduras de avispas, hormigas, pulgas u otros similares, haz barro y aplica sobre la zona, dejando allí hasta que seque."

Te puede interesar: 10 Remedios Caseros para Picaduras de Insectos

Usa productos de protección contra los insectos, dando preferencia a los naturales. Las cremas son mejores que los aerosoles, aunque también los líquidos con pulverizador son adecuados. Prefiere los que contengan menos químicos, como los formulados a partir de citronella, cedrón, lavanda u otros similares.

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Confía en las bondades de la naturaleza para aliviar las inflamaciones y molestias de las picaduras. Por ejemplo, si has sufrido ataques de insectos y tienes riesgo de infección, coloca rebanadas de cebolla cruda recién cortada directamente sobre la zona afectada. El dolor desaparecerá con el frescor, y sus ácidos reducen el riesgo de infección en la piel.

En casos de picaduras de avispas, hormigas, pulgas u otros similares, haz barro (tierra y agua) y aplica sobre la zona, dejando allí hasta que seque. El calor que se produce en la piel reduce el dolor y disipa los venenos.

Si has sufrido picaduras de abejas, tábanos u otros, necesitas aplicar frío en la zona para prevenir que el veneno se expanda: ponte hielo o sumerge la zona afectada en un curso de agua, sin que haga presión, y asegurándote de quitar antes el aguijón.

Si tienes un plátano a mano, toma un trozo de cáscara y aplícalo con la parte carnosa en contacto con las picaduras desconocidas. El más eficaz es el plátano macho. También las hojas de perejil machacadas ayudarán a desinfectar la zona, prevenir infecciones, y aliviarán las molestias de picaduras simples y pequeñas, como las de pulguitas o arañas de jardín.

Tres remedios naturales contra picaduras

  • Aplica una cataplasma de ajo y cebolla para aliviar las mordeduras de las hormigas en la piel.
  • El jugo de rábano machacado es absolutamente eficaz para aliviar la inflamación y el dolor de las picaduras de araña.
  • Para los ataques de avispas, repasa la zona con un algodón o tela suave embebida en jugo de limón o vinagre.

"Las hojas de perejil machacadas ayudarán a desinfectar la zona, prevenir infecciones, y aliviarán las molestias de picaduras pequeñas."