Remedios Caseros para Fortalecer las Uñas

Gracias a las propiedades de algunos alimentos podrás reforzar las uñas y evitar la aparición de hongos. Continúa leyendo para conocer algunas recetas caseras.

100% de votos positivos

5 Remedios para Fortalecer Uñas Quebradizas

Existen muchos remedios caseros para fortalecer las uñas con alimentos 100% naturales que te ayudarán a mantenerlas nutridas, largas e inquebrantables.

Cómo fortalecer las uñas con remedios caseros. Tratamientos caseros para fortalecer las uñas. Mejorar el aspecto de las uñas con remedios caseros

© Depositphotos.com/photostockman

El aceite de oliva es un ingrediente natural que te ayudará a tener uñas fuertes y evitar que se rompan.

Las uñas se encuentran compuestas por una proteína denominada queratina, que necesita de la dosis diaria de vitaminas del grupo B, A, C y E, además de minerales como el calcio, el yodo, el silicio, el hierro, el magnesio, y aminoácidos. Si bien muchas mujeres luchan por tenerlas bonitas y saludables, existen diversos factores que pueden alterar su estado. Por ejemplo, suelen debilitarse y enfermarse por hongos, infecciones bacterianas, deficiencia nutricional, uso excesivo de productos químicos, o por el mal hábito de morderlas.

Tratamientos para fortalecer las uñas. Métodos para fortalecer las uñas quebradizas. Cómo mejorar las uñas con remedios caseros

Si realizas estos tratamientos caseros lucirás uñas fuertes y con un mejor aspecto.

© Depositphotos.com/JPCPROD

La buena noticia es que con estos tratamientos caseros lograremos mejorar su aspecto, reforzarlas y mantener uñas sanas todo el tiempo.

1. Aceite de oliva 

El aceite de oliva es un gran aliado para embellecer las uñas y evitar que estas se quiebren, dado que contiene ácidos grasos esenciales y vitaminas como la E, que ayudan a nutrirlas e impedir su sequedad. Para hacer este tratamiento casero, simplemente deberás sumergir tus uñas en aceite de oliva y dejarlas en remojo durante 20 minutos. Luego, enjuaga con jabón neutro.

2. Aceite de almendras, yema de huevo y papaya

Si quieres mejorar el estado de tus uñas, prepara una mezcla con una yema de huevo, media cucharadita de aceite de almendras y dos cucharadas soperas de zumo de papaya. Remoja las uñas con este remedio casero repleto de antioxidantes y vitaminas durante 30 minutos, y luego enjuaga.

3. Tratamiento de cebolla para las uñas

La cebolla es un gran fortalecedor de uñas, porque contiene vitamina E, azufre y hierro. Tan solo debes picar media cebolla y colocarla en un recipiente. Luego, pon tus dedos dentro y asegúrate que queden cubiertos con la cebolla. Deja reposar durante 10 minutos y, posteriormente, deja secar naturalmente sin lavar durante 40 minutos. Repite este tratamiento dos veces a la semana.

4. Aceite de ricino

El aceite de ricino no sólo sirve para reducir las ojeras, cuidar la piel y alargar las pestañas, sino también ayuda a reforzar las uñas gracias a su contenido de vitamina E, que además de ser un potente antioxidante, es un gran reparador. Para este tratamiento, sumerge un trozo de algodón en aceite de ricino y aplica sobre las uñas. Deja secar naturalmente y repite todos los días si lo deseas.

5. Cuida tus uñas con zumo de limón y aceite de oliva

El zumo de limón, al igual que el aceite de oliva, contiene antioxidantes y vitaminas que ayudan a hidratar las uñas y evitar que se rompan. Realiza una mezcla con una parte de cada uno, y aplica con ayuda de un algodón por la noche antes de ir a dormir. Deja actuar durante 20 minutos y lávate con un jabón neutro.

"Recuerda que de nada servirán estos tratamientos si no te alimentas correctamente. Consume de manera habitual frutos secos, moluscos, germen de trigo, semillas de lino, levadura de cerveza, etc."

Recuerda que de nada servirán estos tratamientos para fortalecer tus uñas si no te alimentas correctamente. Por tanto, consume de manera habitual frutos secos, frutos rojos, moluscos, germen de trigo, semillas de lino, levadura de cerveza, frutas y verduras.

"Las uñas suelen debilitarse y enfermarse por hongos, infecciones bacterianas, deficiencia nutricional, uso excesivo de productos químicos, o por el mal hábito de morderlas."