Paso para Recuperar una Planta con Exceso de Agua

Si una planta está dañada por exceso de agua, es imprescindible trasplantar el ejemplar para sustituir la tierra.

  • Después de sacarla con parte de la tierra del tiesto original, se deben podar las raíces inferiores que quedan a la vista y estén podridas. Luego, envolvemos la planta con papel absorbente durante algunas horas.
  • Más tarde, colocamos en un nuevo recipiente completando con un poco de tierra que disponga de un buen drenaje (algo de piedritas y arena), y agregamos solo un poquito de agua para que se humedezca la parte superior del suelo.
  • Por unos días no tendremos que regarla para que las raíces inferiores puedan recuperarse. Durante este tiempo, la colocaremos a la sombra y debemos encerrar la planta con una bolsa a modo de techo envolvente, para evitar que la poca agua que agregamos no se evapore y mantenga la parte superior de la planta húmeda.
  • Dos veces al día debemos sacar la planta de debajo del plástico, y dejaremos que se airee.
  • Finalmente, cuando la tierra superior esté seca al tacto, podemos comenzar a regarla sin excedernos.