Cómo reciclar papel en casa junto a los niños

Reciclar papel es una forma divertida de ayudar y aprender, enseñándole a los niños el valor de cuidar el medio ambiente y de reutilizar recursos.

Cómo enseñarle a los niños a reciclar papel

Cómo reciclar papel en casa junto a los niños
Reciclar papel es una tarea sencilla que pueden hacer los chicos desde que tienen 4 años.

Cómo reciclar papel con los niños

La responsabilidad que tenemos todos sobre el cuidado del medio ambiente la conocen mejor los chicos que los grandes, pero nosotros podremos guiarlos y enseñarles todo sobre reciclado y costumbres amigables con el planeta.

Reciclar en casa no es tan complicado como parece, además de una buena forma de mantener a los pequeños entretenidos, aprendiendo y haciendo algo importante por el planeta. Es una tarea sencilla que pueden hacer los chicos desde que tienen 4 años, por eso podemos destinar un rato para “jugar” con ellos a cuidar el planeta.

¿Qué necesitamos para reciclar papel?

Para reciclar papel necesitamos periódicos, revistas, sobres, propagandas, es decir, todo tipo de papel, a excepción de los plastificados. Usaremos: tijeras o los dedos para cortar el papel en trozos, un recipiente grande, una licuadora, un escurridor, una esponja, agua caliente, una malla, una cuchara, telas y algunos libros o algo para hacer peso.

Procedimiento de reciclado junto a los niños

Primero, los niños deben cortar el papel en trozos no muy pequeños, arrojando los pedazos en el recipiente. Seguido, es turno de que nosotros agreguemos el agua caliente sobre el papel. La proporción es el doble de agua que de papel. Esperamos a que se impregne bien y se absorba la mayor cantidad de agua posible.

Cuando el papel está bien remojado, los niños lo pueden colocar en el vaso de la licuadora y nosotros lo licuamos hasta que se forme una pasta. Mientras trituramos, ellos prepararán el escurridor sobre el fregadero o un balde. Les damos la pasta para que la extiendan sobre el escurridor y la aclaren con agua fría, y dejamos que escurra bien toda el agua.

Luego, podremos darles la malla y una cuchara para que extiendan la pasta, dando el tamaño y el espesor a lo que será la hoja de papel.

Los ayudamos a trasladarlo a la tela, previamente humedecida, pero sin sacarlos de la malla. También pueden secar los restos de agua que puedan quedar en el papel usando la esponja.

Finalmente, quitan la malla y la tapan con otra tela, que esté seca y que lo cubra completamente. Lo colocamos en un lugar seco y encima de la tela colocamos unos libros o algo pesado para que mantenga el papel aplanado mientras se seca completamente.

Al día siguiente, tendremos bonitas hojas de papel reciclado que los niños podrán usar para pintar y divertirse.

"Reciclar papel es una buena forma de mantener a los pequeños entretenidos, aprendiendo y haciendo algo importante por el planeta."

'

"Para reciclar papel necesitamos periódicos, revistas, sobres, propagandas y todo tipo de papel, a excepción de los plastificados."