Cómo Reciclar y Hacer el Bien

Escrito por: Eugenia

No sólo se trata de hacer pulpa de papel y soplado de vidrio fundido: aprende una buena manera de reciclar y donar, para ser tú mismo quien mejore tu propio mundo.

Ideas para Reciclar y Donar

Cuando hablamos de “reciclar y hacer el bien” no nos referimos a recolectar metales, papeles, vidrios y todo lo que sea aprovechable para fundirlo y crear nuevos objetos. Lo cierto es que el vocablo “reciclar” significa, literalmente, “someter un material usado a un proceso para que se pueda volver a utilizar”. Volver a utilizar, allí está la clave. 

Cómo reciclar objetos en desuso. Ideas para reciclar lo que no te sirve. Cómo reciclar y donar

© Depositphotos.com/daisy-daisy

En algunas ciudades es fácil reciclar: tan solo usa los contenedores municipales.

Una manera genial de reciclar es donar lo que tienes en casa. En esto, hay dos caminos. Uno es donar lo que sea a los centros de ayuda social, y la otra manera es la de venderlos para donar el dinero.

Buscando cosas para reciclar y donar

Analiza habitación por habitación, ropero por ropero y también cada mueble o espacio de guarda que haya en casa. Toma todo lo que pienses que ya no tiene un uso cotidiano en tu vida:

- La ropa que ya no te siente bien, la que haya pasado de moda y la que ya (simplemente) estés algo cansado de usar una y otra vez.
- Los zapatos que ya no uses en verdad, como las botas que pasaron de moda, pero que aún estén sanos y en condiciones.
- Los abrigos que tengas repetidos por color (si tienes dos negros, por ejemplo, toma el que uses menos para donarlo).
- Los elementos decorativos que ya no quieras en casa, pero que estén en buenas condiciones: bols de vidrio, floreros, candelabros, marcos de fotos, cuadros, recuerdos de lugares visitados, ¡todo!
- La vajilla que tengas extra, las copas, vasos, platos que hayan quedado solos de un juego, los cubiertos que has ido renovando y ya casi ni siquiera usas.

Cómo reciclar y donar

Lo primero es clasificar como ya hiciste, y lo segundo es poner en condiciones. Lava, seca, plancha, remienda (si fuera necesario) y pon en bolsas o cajas la ropa, para llevarla a un centro de ayuda social o a un punto de recolección para damnificados. En algunas ciudades podrás ver “puntos verdes”: sitios de libre acceso en los que hay grandes contenedores que recibirán vidrio, papel, aluminio, y también textiles y prendas de vestir. ¡Aprovéchalos si los hay en tu vecindario!

También, limpia y pon en condiciones los objetos decorativos, y llévalos a una feria americana de tu ciudad. También puedes organizar una feria en casa con tus vecinos y amigos (como una venta de garaje), o simplemente vender las piezas por internet a través de los sitios de subastas.

"Recuerda que puedes donar lo que sea a los centros de ayuda social, o sino vender los objetos para entregar el dinero recaudado."

Te puede interesar: Reciclaje de latas de aluminio

Será muy fácil hacer estas tares, no necesitas maquinarias ni conocimientos especiales, y estarás haciendo una enorme colaboración a tu comunidad. Además, tendrás más espacio libre en casa, invitando a que la prosperidad llene tus espacios con nuevos bienes si quisieras, o simplemente con buena “vibra” al saber que has colaborado y tenido generosidad hacia los demás. Reciclar y donar es fácil, no te cuesta un centavo, y te llenará de dicha como recompensa, ¡debes probarlo!

Reciclar y donar para hacer el bien. Cómo reciclar objetos que ya no uses. Ideas para reciclar lo que ya no sirve

Seguro tienes en casa muchos objetos que se pueden reciclar. Ponte manos a la obra y ayuda a quienes lo necesitan.

© Depositphotos.com/songbird839