Receta de espagueti a la carbonara

Receta de espagueti a la carbonara

Receta de espagueti a la carbonara

© Depositphotos.com/Odelinde

Desde la bella Italia nos llega este plato popular y exquisito: "Spaguetti alla carbonara".

Origen de la pasta en Italia

La pasta, emblema de la cocina italiana, tiene tantas recetas como historias. La gran pregunta es: ¿de dónde vienen las pastas?.

Es un dilema aún sin resolver. Se dice que fue Marco Polo quien la trajo de China a fines del siglo XIII. Otros afirman que fueron los genoveses quienes la descubrieron en sus primeros viajes por Asia, y los romanos aseguran que la pasta ya formaba parte de los banquetes en épocas del Imperio. Salvo los gnocchi (ñoquis), el origen sigue siendo un misterio.

"Los spaguetti integran la familia de la pasta larga y son nombrados por primera vez en 1600."

Origen de los spaguettis

Los spaguetti integran la familia de la pasta larga y son nombrados por primera vez en 1600, en un texto que habla de un aparato para estirar la masa larga y fina. En 1883, el rey Fernando II inauguró la primera fábrica y gracias al Vesubio, que atraía viajeros de toda Europa, los spaguetti fueron conocidos más allá de las fronteras.

Una de las salsas más famosas para acompañar esta exquisita pasta se denomina "alla carbonara". Su origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando la fuerza aliada (soldados estadounidenses y británicos que luchaban en tierra italiana), se encontró con serios problemas en el racionamiento de comida. Con lo que disponían crearon la salsa, que con el tiempo se convertiría en un clásico.

Ingredientes para hacer espagueti a la carbonara

  • 400 gr de espagueti seco
  • 100 gr de panceta (bacon)
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 50 gr de queso parmesano
  • Sal, pimienta y orégano a gusto

Te puede interesar: Cómo hacer Masa de Hojaldre

Cómo hacer espagueti a la carbonara

  • Hervir en una olla con abundante agua salada los espaguetis. Cocinar la pasta según el tiempo indicado en el envase para que quede al dente (es un punto de cocción que se reconoce solo probando la pasta, al morder debe resultar tierna y presentar cierta resistencia en su interior).
  • Mientras tanto, cortar la panceta en cubos pequeños, dorar en una sartén junto con el aceite de oliva, y dejar reposar en papel absorbente si ha soltado demasiada grasa.
  • En otro recipiente, batir los huevos, agregar el queso rallado y la panceta, amalgamando bien todos los ingredientes.
  • Una vez cocidos los espagueti, retirar con ayuda de una cuchara para pastas y colocar en el recipiente con la mezcla de huevos, panceta y queso, formando una salsa cremosa donde los huevos no deben cuajar.
  • Servir inmediatamente para que llegue bien caliente a la mesa.

"En 1883, el rey Fernando II inauguró la primera fábrica y gracias al Vesubio, que atraía viajeros de toda Europa, los spaguetti fueron conocidos más allá de las fronteras."