¿Qué son las joint venture?

¿Qué son las joint venture?

¿Qué son las joint venture?

A la hora de mejorar las ganancias y expandirse, las empresas buscan todo tipo de estrategias. Entre ellas, las joint venture, donde se unen con otras para lograr un beneficio en conjunto.

Unión de empresas para ampliar beneficios

Seguro que has oído hablar acerca de las joint venture, esa unión de empresas donde se aprovechan las ventajas de cada una para tratar de competir más eficazmente contra el mercado. En este artículo, veremos más a fondo esta definición, así como sus características y beneficios primordiales.

¿Qué es el joint venture?

La "joint venture" es un término inglés que significa literalmente "aventura en conjunto", que aplicado al mundo empresarial, se traduce en una unión comercial entre dos o más empresas para desarrollar una actividad lucrativa.

El objetivo de estas empresas conjuntas, además de obtener el máximo beneficio posible, reside en aprovechar las virtudes de cada parte para así ponerlas en común y superar a la competencia. Una joint venture puede tanto dedicarse a la venta de bienes físicos como a la prestación de servicios.

"El objetivo de estas empresas conjuntas, además de obtener el máximo beneficio posible, reside en aprovechar las virtudes de cada parte."

Te puede interesar: Cómo hacer un Currículum Vitae. Guía Completa

Características de las empresas conjuntas

Las distintas partes de la joint venture suelen firmar un acuerdo de constitución, casi siempre temporal, como por ejemplo una "Unión Temporal de Empresas", en el que se recoge la colaboración mutua pero sin necesidad de crear otra sociedad legal, aunque esta última opción también es posible (pero infrecuente) desde el marco legal-jurídico. De cualquier forma, la característica más predominante de este acuerdo es la estrecha colaboración a largo plazo, que permite ofrecer a la empresa conjunta una ventaja competitiva, pero manteniendo la independencia de ambas partes.

Por tanto, se observa como las joint venture no abarcan conceptos como la fusión o la absorción; en el primer caso, dos o más empresas se acaban fusionando en una sola, y en el segundo, se trata de una compañía la que absorbe a otra, desapareciendo una de ellas.

Ventajas de constituir una joint venture

A la hora de crear una aventura en conjunto de este tipo, se cuenta con la gran ventaja de compartir los costos iniciales a la hora de lanzar el producto u ofrecer el servicio, hecho que por sí mismo hace que también se comparta el riesgo y las posibles pérdidas. De ahí que estas creaciones empresariales sean muy utilizadas especialmente en negocios que requieren una inversión inicial muy fuerte, tales como grandes construcciones o cadenas de hipermercados. Además, como ya se ha explicado, los puntos fuertes de las compañías se aprovechan de forma mutua, por ejemplo, una firma consultora puede ocuparse del aspecto jurídico y contable de la joint venture, a la vez que otra empresa de marketing se dedica a publicitar el producto.

Otro punto interesante radica en la posibilidad de constituir joint venture extra-nacionales, esto es, aliándose una empresa nacional con otra internacional, con vistas a entrar su producción en otro país. De esta forma, la primera goza de la ventaja de tener un socio que conoce de primera mano un mercado que de otra forma sería totalmente desconocido.

"Las joint ventures no abarcan conceptos como la fusión o la absorción, sino que ambas empresas mantienen su independencia."