¿Qué Significa Soñar con Gatos?

Aprende el significado de los sueños con gatos, atendiendo a la situación, al color y distintos aspectos que ocurren en el sueño.

El significado de los sueños con gatos. Qué significa soñar con gatos de color negro. Como interpretar los sueños con gatos.

© Depositphotos.com/kavita

Conoce el significado de los sueños con gatos, e interpreta los mensajes que te llegan por las noches a la mente.

El Significado de los Sueños con Gatos

Sea que tengas o no un felino como mascota, su imagen nos suele visitar en los sueños, pero ¿qué significa soñar con gatos? ¿Es un buen presagio de amistad? ¿O es un augurio de traiciones?. Conoce en esta nota cuáles son las interpretaciones más habituales y en distintas situaciones.

Los gatos en el lenguaje de los sueños

Los felinos son unas de las mascotas hogareñas más habituales. Quienes los tienen en casa podrán soñar con ellos… pero a veces no están en nuestros hogares y de todos modos soñamos con los mininos. Estas son señales de advertencia de nuestro próximo futuro, según nos indica el lenguaje de los sueños.

Los gatos son símbolos mayormente femeninos; nos indican sensualidad y buena suerte. Pero, según sea la situación en la que esté el animal, también puede indicar traiciones, manipulaciones y engaños.

Sueños con gatos, significado y simbolismo. Qué significa soñar con un gato blanco. Significado de soñar con gatos. El lenguaje de los sueños

Soñar con un gato negro es un mal presagio, de traiciones y mentiras en tu contra.

© Depositphotos.com/FotoJagodka

Significados de los sueños con gatos

Los gatos pueden simbolizar a nuestros enemigos. Si sueñas que luchas contra un gato, indica un enfrentamiento con un enemigo en la vida diaria; si ganas la lucha, tendrás buenos resultados en un enfrentamiento, ya sea en la pareja, con amigos, en los negocios o en la situación que estés atravesando. Si en tu sueño el gato es quien gana la batalla, se te augura pérdidas de dinero, problemas y mala fama.

Soñar con matar a un gato nos dice que podremos, pronto, liberarnos de los enemigos o de una persona negativa. Si el gato te araña o te muerde, advierte que alguien quiere quedarse con lo que es tuyo, como bienes materiales, dinero o hasta tu trabajo o pareja.

Soñar con alimentar a un gato, en especial si es pequeño, advierte de una traición que cometerás contra tu pareja. Si en el sueño oyes maullar a un felino, presta atención a tu alrededor: hay malas noticias por llegar. Soñar con ver a un gato famélico, desvalido o enfermo nos dice que tendremos noticias malas, quizás de alguien que vive lejos o que hace tiempo que no vemos.

Presta atención al color del gato de los sueños. Un gato blanco se relaciona a tretas, engaños y plañes en tu contra. Si en el sueño acaricias a un gato blanco, las traiciones vendrán por parte de una persona a la que aprecias.

En el lenguaje de los sueños, los gatos negros representan la mala suerte y la traición, en especial si lo ves enredándose en tus piernas. Un gato pinto, atigrado o tricolor, por su parte, nos dice que estamos estancados en las emociones de nuestra vida, sea en el trabajo, con los amigos o incluso en la intimidad.

Pero los gatos también pueden ser portadores de buenas noticias. Dependiendo de la situación, los felinos nos hablan de nuestras amistades, personas cercanas y de la buena suerte. Soñar con acariciar a un gato, por ejemplo, devela un amor ardiente que tienes en tu vida, lo hayas notado o no. Por otro lado, si hay un gato que cerca y de pronto se aleja, augura que la buena suerte está por llegar, en especial si es un felino de color amarillo. También, soñar con los ojos del gatonos dice que pronto encontraremos la solución a un problema que nos aqueja.

Analiza la situación del sueño, el comportamiento del felino y las personas que hay a tu alrededor, pues en el lenguaje de los sueños el gato es sólo un indicador: si aparece y estás en la oficina, las novedades vendrán desde ese ámbito.