¿Qué hacer Ante un Perro Agresivo?

Hay muchas causas que pueden señalar a los perros agresivos, y no es sólo su temperamento lo que lo define. Conoce los motivos de su conducta y sus posibles soluciones.

¿Por Qué hay Perros Agresivos?

Normalmente relacionamos a un perro agresivo con cierto tipo de raza, y también con los métodos de crianza ejecutados con descuido, o con intenciones que suelen conllevar más problemas que soluciones. Sin embargo, hay muchos otros motivos que pueden modificar la conducta de un perro, incluso uno criado en un hogar amoroso, y que pueden transformarlos en animales agresivos. Conoce más, en esta nota.

Por qué el perro es agresivo? Que hacer con un perro agresivo? Cómo hacer que el perro no sea agresivo

© Depositphotos.com/cynoclub

Los perros agresivos no siempre deben su conducta a la raza, también influye la manera en la que son criados y la presencia de enfermedades.

La crianza del animal

La manera en la que los canes son criados tiene mucho que ver con el resultado en su conducta. Si es dejado constantemente a la intemperie, sin atención y hasta se lo educa como un arma de defensa, lo más probable es que estaremos modelando a perros agresivos que pueden ser más peligrosos para la familia a quien supuestamente deben cuidar, que para los transgresores a la propiedad.

Un perro es un ser vivo, es un miembro más de la familia, y debes atenderlo con tanto amor y dedicación como lo merece. Ten en cuenta que es un ser que siente y, si no lo tratas con amor, él tampoco tendrá ese gesto hacia ti. Y afrontemos una realidad: en un “mano a mano”, el perro podría en verdad hacerte daño, e incluso quitarte la vida, pues no conocerá sobre el respeto y el cariño incluso si normalmente actúa con temor ante la presencia de un amo poco amoroso.

Causas que provocan perros agresivos. Solución a un perro agresivo. Corregir un perro agresivo.

Un perro bien atendido, querido y apreciado rara vez tendrá mala conducta. Si aún así la tiene, consulta con el veterinario para analizar su salud.

© Depositphotos.com/lucato

Cómo hacer que un perro no sea agresivo

Las mascotas agresivas en general no lo son porque sí, sino que hay un motivo que provoca ese comportamiento. Algunas razas son conocidas por tener peor carácter, sin embargo, incluso la bestia más salvaje puede ser dócil si se la atiende y cuida con amor.

Por otra parte, para saber cómo actuar ante un perro agresivo lo primero es analizar las causas de su conducta. Su comportamiento puede estar relacionado con los siguientes aspectos:

El ambiente. Una mascota que convive en un ambiente de gritos, peleas, agresividad, así como un perro al que se lo castiga regularmente (física o verbalmente), puede fácilmente aprender esta conducta como algo natural.

El sedentarismo. Los animales sedentarios y sin el suficiente ejercicio físico pueden tener conductas apáticas o agresivas fácilmente… lo mismo nos sucede a los seres humanos.

Enfermedades. Tanto enfermedades internas (en los órganos) como externas (por ejemplo, en la piel) y otras cerebrales pueden estar perturbando al animal. Imagina cómo es tu humor cuando tienes una simple jaqueca… el perro también puede tener conductas agresivas y mal humor cuando tiene una dolencia o una enfermedad. Una consulta con el veterinario debe ser la primera acción a tomar.

La mala alimentación. Un animal desnutrido o mal nutrido simplemente no tiene la energía saludable ni la sensación general de bienestar que uno bien alimentado. Esto, no hace falta aclarar, puede afectar su conducta, así como también la obesidad.

La sexualidad del perro. Si está en celo, no está castrado ni esterilizado y presenta desequilibrios hormonales, con seguridad puede tener una conducta agresiva sin motivo alguno, al menos en lo aparente.

La soledad. Esta es quizás una de las causas más habituales. Un perro que está solo constantemente, que pide cariño y atención y no la recibe, pronto será un ser aislado, antisocial (con los humanos y con otras especies, incluyendo la propia), y puede tener conductas violentas.

Parásitos, pulgas, garrapatas. Los parásitos lo incomodan, le causan dolor y alteran su conducta. Nuevamente, la consulta con el veterinario y la administración de productos adecuados podrían ser una solución simple y eficiente.

Problemas dentales. Recuerda la última vez que tuviste problemas en los dientes o las muelas, y recuerda cómo era tu humor entonces. De igual modo, los perros que mordisquean objetos pueden tener lesiones en la boca. También las enfermedades dentales y hasta la mala alimentación suelen causar dolorosas infecciones, afectando su comportamiento.

"Si está en celo, no está castrado ni esterilizado y presenta desequilibrios hormonales, con seguridad puede tener una conducta agresiva sin motivo alguno, al menos en lo aparente."

Hay muchos motivos que pueden afectar la conducta del animal, y no sólo la raza y la crianza son los factores a tener en cuenta. Lo primero que debes hacer es consultar con un médico veterinario para descartar enfermedades, y también para definir un plan de alimentación, actividad y cuidados especiales que busquen modificar el carácter y lograr que el perro no sea agresivo.

"Para saber cómo actuar ante un perro agresivo lo primero es analizar las causas de su conducta."