¿Qué es la cocina mediterránea?

¿Qué es la cocina mediterránea?

¿Qué es la cocina mediterránea?

La gastronomía mediterránea es un conjunto de platillos típicos de los países que tienen como frontera al Mar Mediterráneo. Conozcamos sus ingredientes principales y características.

Características de la cocina mediterránea

De moda y altamente afamada, la gastronomía mediterránea nos habla de deleite y del placer de la buena vida.
Se trata de una cocina específica en sus ingredientes y composición, permitiendo platillos frescos y sabrosos, que prometen satisfacer hasta a los paladares más exigentes.

Ingredientes principales de la gastronomía mediterránea

Aunque cada platillo cuenta con su propia lista de ingredientes, algunos autóctonos y otros importados que fueron arraigándose a la zona del mediterráneo, esta gastronomía posee bases inalterables.

Olivas: Las olivas (aceitunas), tanto en su fruto como en aceite, son unos de los infaltables. Las aceitunas negras con ajo y aceite de olivas es uno de los platillos más tradicionales y característicos de esta región, presente en toda reunión, acompañado de una copa de vino lugareño, tinto y de fuertes características de aroma y sabor.

"Entre las carnes blancas, el pescado es el rey absoluto, aunque no tan implementado en la gastronomía mediterránea como los mariscos."

Te puede interesar: Cómo ahorrar aceite en la cocina

Carnes: Las carnes también están presentes como base de la cocina mediterránea. Entre las rojas, las principales son las de cordero (especialmente en platillos de elaboración diaria) y las de cerdo, que por sus virtudes y bondades es la elegida para embutidos y conservas. En ciertos casos, y conforme la naturaleza lo permita, puede haber carnes de caza, mayormente liebres, perdices y conejos.

Entre las carnes blancas, el pescado es el rey absoluto, aunque no tan implementado en esta gastronomía como los mariscos. Cazuelas, platillos de cocción y conservas son platillos infaltables, mientras que los mariscos y frutos de mar de conchas condimentados con aceite de oliva y limón es uno de los tentempiés más habituales de la cocina mediterránea.

Frutas y vegetales: Los cítricos son una de las especialidades de la zona, en especial los limones, mandarinas, naranjas y toronjas. También hay vegetales muy presentes en esta cocina, en particular los granos y las legumbres. En combinación con cereales (en especial distintos tipos de arroz) se logran platillos clásicos, como paellas y risotos.

Especias y condimentos: Las hierbas y especias no faltan en la gastronomía mediterránea: la albahaca, la pimienta, el orégano y el tomillo, son muy habituales en una amplia variedad de platillos y delicias de todas las estaciones. Los sabores ácidos se complementan muy bien con los ingredientes principales.

Por su parte, el vinagre blanco y el zumo de limón son los principales, aprovechados en condimentos, marinadas y conservas por igual, siendo los escabeches uno de los preparados más característicos.

"Las hierbas y especias no faltan en la gastronomía mediterránea: la albahaca, la pimienta, el orégano y el tomillo, son muy habituales."