Propiedades de la Manzana

Escrito por: Eugenia

La manzana es un fruto repleto de beneficios para nuestra salud... por algo está presente en todas las dietas. Conoce sus propiedades en esta nota.

Propiedades y Beneficios de las Manzanas

Está la versión de Blancanieves y la manzana envenenada, la de las brujas que utilizan el pentagrama de sus semillas para sus malas acciones, y hasta la que condenó a la humanidad al exilio del Paraíso. Pero lo cierto es que este fruto es un alimento completamente beneficioso para nosotros, saludable, y además delicioso.

Propiedades nutricionales de las manzanas. Usos y beneficios de la manzana. Propiedades de la manzana para la salud

Aprovecha los beneficios de este fruto en cualquiera de sus versiones, y recibirás tan solo bienestar para tu salud.

Para reivindicar a este alimento tan vilipendiado en los cuentos, te contamos sus beneficios, propiedades y usos, para asegurarte de integrarla a tu dieta diaria.

Aporte nutricional

Con sólo 48 calorías por cada 100 gramos de consumo, las manzanas son una fuente genial de azúcares naturales (sacarosa, glucosa y fructosa), de pectinas, quercetinas, catequinas y sorbitol. También nos aporta gran cantidad de minerales como calcio, hierro, nitrógeno, magnesio, potasio, fósforo, silicio, cobalto, manganeso y zinc, de Vitaminas de los grupos A, C, B y F, y de ácidos esenciales glutamínico, málico, oleico, palmítico, cafeico y fólico.

"Con sólo 48 calorías por cada 100 gramos de consumo, las manzanas son una fuente genial de azúcares naturales."

Te puede interesar: Cómo hacer la dieta de la manzana

Beneficios de consumir manzanas

Uno de sus aportes más conocidos es a nivel intestinal, ya que favorece y regula las funciones del intestino, mientras previene el estreñimiento, pues tanto cruda como cocida es un laxante natural. Las pectinas y componentes de su piel en crudo ayudan a la absorción de líquidos, lo que las hace buenas aliadas en casos de diarreas, gastroenteritis, colitis y gastroenterocolitis. Luego del malestar, las manzanas ayudan a regenerar y recuperar las paredes intestinales, restableciendo la flora intestinal, mientras que facilita la expulsión de toxinas y desinflama esta zona.

El aparato digestivo también se ve beneficiado por las manzanas, ya que es un antiinflamatorio y antiácido natural, previene y alivia las úlceras, y también ayuda a desintoxicar el hígado. Su consumo regular cuida de nuestras arterias y previene la acumulación de grasas y de colesterol. Quienes sufren de diabetes tipo II deberían comer este fruto, ya que su consumo en crudo y con piel equilibra la glucosa y aporta bajos niveles de sacarosa.

Comer manzanas en diversas formas reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y coronarias, es sumamente beneficiosa para las mujeres durante y luego de la menopausia, y también sirve como un tónico cerebral que mejora sus funciones.

En casos de fatiga, estrés y depresión, las manzanas mejoran el sistema nervioso y nos cargan de energías útiles. También ayudan aliviar la retención de líquidos, es diurética y depurativa, por ende, indispensable durante el SPM y en casos de obesidad. Además, sus propiedades son útiles ante problemas articulares, artritis, reumatismo, gota o en personas con ácido úrico elevado.

Si tienes cálculos o insuficiencia renal, deberías consumirla a diario, pues alivia los síntomas, propicia la recuperación, mientras que mejora la producción de orina y desinflama las vías urinarias.

"Comer manzanas en diversas formas reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y coronarias."

Otra oportunidad para disfrutar de sus aportes nutricionales es en casos de catarros, gripes, bronquitis y resfríos, pues refuerza nuestro sistema inmunitario y posee propiedades expectorantes, mientras que también es un buen hipotensor y vasodilatador natural.

Como ves, no hay motivos para no consumirla. Aprovecha los beneficios de la manzana y recibirás tan solo bienestar para tu salud.

Beneficios de la manzana. Aportes nutricionales de la manzana.

La manzana aporta gran cantidad de minerales como calcio, hierro o magnesio, además de vitaminas de los grupos A, C, B y F.