Propiedades y Beneficios del Ajo

Te damos una larga lista de propiedades y beneficios del ajo, y algunas ideas para consumirlo sin perder sus cualidades.

97% de votos positivos

El Ajo y sus Propiedades Medicinales

El ajo es usado como un medicamento natural desde mucho antes de comenzar a utilizarse como condimento. Los estudios modernos han comprobado las grandes propiedades y beneficios del ajo para el cuerpo humano, en un amplio abanico de trastornos.

Ventajas de consumir ajo. Cómo aprovechar las propiedades y beneficios del ajo. Tips para comer ajo y disfrutar sus beneficios.

© Depositphotos.com/jag_cz

Las virtudes medicinales del ajo se pierden si se cocina, por eso es importante conocer métodos para consumirlo crudo.

Este vegetal contiene fructosanas, aceite esencial, pequeñas cantidades de vitaminas A, B1, B2, B6 y C; adenosina, hierro, sílice, azufre, yodo, fósforo y potasio.

El uso externo del ajo ayuda a limpiar la piel de espinillas, puntos negros, y frotado contra las cicatrices producidas por los granos mejora la cicatrización.

Lista con todos los beneficios del ajo

  • Mejora el sistema inmunológico del organismo.
  • Aumenta la energía y la vitalidad, mejorando enormemente la calidad de vida.
  • Es anticoagulante, vasodilatador y depurador. Mejora la circulación sanguínea dilatando los vasos, aumentando el flujo sanguíneo y protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad. Todo esto ayuda a combatir la hipertensión.
  • Protege el sistema respiratorio. Su acción antiséptica y expectorante ayuda a evitar la bronquitis, y a la cura del asma y las alergias.
  • Tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Actúa como antibiótico y antimicrobiano sobre hongos y bacterias.
  • Es antiinflamatorio.
  • Reduce el nivel de colesterol "malo" y aumenta el nivel de colesterol "bueno".
  • Ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, combatiendo el estrés y la depresión.
  • Posee propiedades antioxidantes.
  • Es desintoxicante. Ayuda a depurar las sustancias tóxicas del organismo.
  • Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.
  • Protege el sistema digestivo. Por su acción antidiarréica, digestiva y como ayuda en la eliminación de toxinas en el cuerpo.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer de esófago y de estómago.

Cómo consumir ajo

El ajo se puede consumir crudo, en cápsulas, en extracto fluido o seco, en tintura y aceite en perla. Las virtudes medicinales del ajo se pierden si se cocina.

Para consumir ajo crudo se puede preparar cortado muy fino y mezclado en ensaladas, con judía verde y patatas al vapor, sobre anchoas o sardinas y un chorrito de aceite de oliva, triturado en el gazpacho, también sobre pimientos asados, champiñones y setas. Otra opción es frotarlo sobre pan tostado o como componente de salsas alioli.

Los dientes de ajo triturados con agua o con leche pueden mejorar los desordenes en la digestión. Tiene un efecto antiséptico y es un excelente remedio para las inflamaciones y demás enfermedades contagiosas.

Los problemas como la colitis y muchos otros trastornos intestinales pueden ser exitosamente tratados con ajo en capsulas.

Importante: El ajo esta contraindicado en casos de hemorragias, hipertiroidismo, disminución de plaquetas en sangre, pre y postoperatorio y en tratamientos con anticoagulantes o hemostáticos.
El consumo de ajos en grandes cantidades puede producir irritación intestinal.

"El ajo es un alimento usado desde hace miles de años por la medicina natural debido a sus sorprendentes propiedades medicinales."