Cómo Prevenir la Gripe con la ayuda de las Flores - Remedios naturales

Escrito por: Eugenia

100% de votos positivos

Con la llegada de los días frescos de invierno y otoño, llegan también las primeras pestes, entre ellas la gripe. En esta nota veremos algunos usos de las flores que nos ayudarán a prevenirla.

Propiedades medicinales de las plantas y flores para la Gripe

La homeopatía y el aprovechamiento de las plantas para el beneficio de la salud es un remedio natural milenario, que de hecho dio origen a la medicina moderna. Las plantas y flores, aparte de su belleza natural, poseen propiedades medicinales que pueden ayudarnos a prevenir y combatir muchas enfermedades.

Gripe. Cómo Prevenirla con las Flores. Remedios naturales para la gripe con flores

© Depositphotos.com/marilyna

Propiedades medicinales de las plantas y flores. Recetas para prevenir la gripe con la ayuda de las flores.

Prevenir la gripe con la ayuda de las flores

Las rosas, además de perfumar y dar vida a nuestro jardín, son grandes aliados en esta tarea. Los pétalos de esta flor son refrescantes, y resultan en un tónico eficaz para aliviar los cuadros febriles.
Para utilizarlos, debemos mezclar un gran puñado de pétalos de rosa con vinagre de sidra o de manzana, y dejar macerar por 10 a 12 días. Luego, colamos y frotamos con un pañuelo embebido en esta solución sobre la frente, y las sienes para aliviar las fiebres y malestares.

Las flores de mostaza también nos ayudan, en especial en tareas que requieren estimular la circulación sanguínea. Podemos hacer un baño de mostazas para aliviar nuestros pies doloridos y también los músculos cansados.
Para ello, colocamos en una palangana o en la bañera agua caliente y agregamos un extracto de mostaza en polvo. Luego de disolverlo, sumergimos nuestros pies o nos remojamos el cuerpo entero en este baño relajante.

La equinacea nos ayuda a inhibir la gripe, mediante un aumento de los glóbulos blancos de defensa de nuestro organismo. Para ayuda a reforzar tu sistema inmune con la equinacea, podemos utilizar la tintura de esta planta diluyendo una cucharadita en agua fresca o en jugo natural de frutas. Bebemos dos a tres veces por día, y notaremos que nuestro organismo se siente más fortalecido.

La lavanda además de ser bella y perfumada, es muy útil en la defensa de nuestra salud. Es antiséptica, antibiótica y tiene un alto poder descongestivo, aliviando nuestros conductos respiratorios ante los resfríos.
Podemos realizar vapores de lavanda en rama y flor con agua caliente, e incluso podemos mezclarla con eucaliptus para respirar estos perfumes vaporosos, cubriendo nuestra cabeza con una toalla y respirando directamente por sobre una palangana con la preparación. También podemos realizar ungüentos de lavanda y jalea de petróleo, para frotar sobre la garganta y el pecho.

La malva nos ayuda a combatir los malestares de garganta y de las vías respiratorias. Haremos una infusión, mezclando flores de malva, tomillo y pétalos de amapola. Luego de beberla, nos sentiremos más aliviados y a gusto.