Cómo preparar Jabones Líquidos Nutritivos y Aromáticos

Con estas sencillas recetas podrás perfumar y enriquecer tus jabones líquidos.

92% de votos positivos

Cómo preparar Jabones Líquidos Nutritivos y Aromáticos.

© Depositphotos.com/winterling

Jabones líquidos enriquecidos. Recetas para aromatizar y nutrir los jabones líquidos.

Jabones líquidos enriquecidos

Con pequeñas ayudas naturales lograrás fórmulas para que tus jabones líquidos sean aún más perfumados y nutritivos.

Te vamos a presentar algunas opciones para que puedas elegir la que mas te agrade o se adapte a tus posibilidades.

Recetas para aromatizar y nutrir los jabones líquidos

Todos los ingredientes son naturales y fáciles de conseguir, tanto en farmacias como en herboristerías o algún negocio del ramo.

  • Jabón con Menta: Hervir a baño de María 500 cc de agua destilada y 8 cucharadas de jabón neutro. Cuando todo esté bien disuelto, añadir 5 cucharadas de glicerina y retirar del fuego. Sin dejar de revolver, agregar por último 4 o 5 gotas de aceite de menta.
  • Jabón con caléndula: Añadir al jabón líquido ½ taza de flores de caléndulas previamente trituradas y mezclar bien. Agregar 4 cucharadas de aceite de caléndula y volver a mezclar.
  • Jabón con almendras: A 10 cucharadas de jabón rallado y dos cucharadas y media de almendras molidas, añadir unas 8 cucharadas de agua hirviendo. Cuando el jabón esté disuelto, agregar 4 o 5 gotas de aceite de almendras amargas. Mezclar nuevamente y estará listo para usar.
  • Gel de pino: Hervir en una olla tapada, a fuego bajo y durante 10 minutos, 1500 cc de agua destilada y un puñado de piña de pino triturada. Dejar reposar durante unas 2 horas aproximadamente.
    Filtrar, volver a hervir y añadir 6 cucharadas de jabón rallado. Revolver hasta que el jabón este bien disuelto, dejar enfriar y guardar en lugar fresco, puede ser en la heladera.
  • Jabón de tocador con miel y aceite de oliva: A baño de María derretir 10 cucharadas de jabón rallado. Agregar una cucharada de aceite de oliva (gota a gota) y sin dejar de revolver, añadir 2 cucharaditas de miel, continuar hirviendo hasta que todos los ingredientes se integren.
    Verter en un molde apto para líquidos calientes y dejar que se endurezca (puede tardar algunos días). Este jabón es súper hidratante.