Cómo preparar café molido

El café molido es una de las opciones más comunes para los seguidores del café. Su preparación es sencilla, pero si queremos disfrutar a pleno de su aroma y sabor, debemos seguir algunos pasos al pie de la letra.

  • Ponga a calentar agua dulce y blanda, es decir, lo más pura posible. Si duda de la calidad del agua, lo mejor es optar por agua mineral.
  • Cuando el agua llegue justo al punto de ebullición pero sin llegar a hervir, agregue el café.
  • La cantidad dependerá del gusto personal de cada uno, puede ser una o dos cucharaditas al ras.
  • Deje reposar y beba en el momento.
  • No recaliente el café, ya que se altera tanto su sabor como su aroma. Si necesita hacerlo, utilice el microondas, que es el medio menos agresivo.
  • Guárdelo siempre herméticamente cerrado y en un lugar fresco, seco y oscuro.