Cómo preparar café molido

El café es una infusión que invita a confidencias e interminables charlas con amigos. Es motivo o excusa de reunión en cualquier momento del día.

63% de votos positivos

¿Cómo se Prepara el Café Molido?

Hacer café molido es una de las opciones más comunes para los seguidores del café, ya que prepararlo es fácil y rápido si cuentas con cafetera de filtro o de goteo. En ese caso, te recomendamos este artículo con secretos y consejos para hacerlo más rico y aromático.

Taza de café molido

© Depositphotos.com/Valentyn_Volkov

El café de grano molido se puede hacer sin cafetera utilizando un filtro de papel o un colador bien fino.

En caso de que no tengas cafetera, te dejamos las instrucciones debajo con diferentes modos de prepararlo.

Cómo hacer café molido sin cafetera

El primer método para hacer café de grano molido es el más simple, y no es necesario que cuentes con ningún instrumento extraño. Tan solo consigue un recipiente para calentar el agua y un colador bien fino. Sigue estos pasos:

  1. 1 Calienta el agua en el recipiente hasta que casi llegue a punto de ebullición.
  2. 2 Añade el café directamente en el agua. La proporción ideal es de 1 cucharadita por taza, o 1 cucharada colmada por cada 2 tazas (alrededor de 40 gramos de café por cada litro de agua).
  3. 3 Remueve un poco para que el líquido absorba el aroma y sabor de los granos. Deja reposar por 2 a 3 minutos.
  4. 4 Cumplido el tiempo, busca una taza y coloca un colador por encima.
  5. 5 Vierte el café pasando por el colador, de modo que la borra quede atrapada y no caiga a la taza.
  6. 6 Endulza a gusto y disfruta.

Café molido con un trozo de tela

Otro método para hacer café molido consiste en utilizar un trozo de tela o un filtro de papel, como el que se usa en las cafeteras de goteo. Haz lo siguiente:

  1. 1 Coloca las cucharadas de café dentro del filtro o la tela, de acuerdo a la cantidad que vayas a preparar.
  2. 2 Toma un hilo fino y envuelve el café como si hicieras un paquetito. Asegura bien para que no se escapen los granos. La idea es armar una especie de saquito de té.
  3. 3 Colócalo dentro de una taza (o en un recipiente más grande si vas a preparar más cantidad).
  4. 4 Una vez caliente el agua, vierte sobre la taza o recipiente con el saquito dentro.
  5. 5 Deja reposar por 2 a 3 minutos.
  6. 6 Retira el saquito de café y endulza a gusto

3 claves para preparar un buen café molido

  1. 1 Recuerda usar agua de la mejor calidad posible para no alterar el sabor de los granos (si es mineral mucho mejor).
  2. 2 No recalientes el café que haya sobrado en el recipiente, ya que cuando se enfría pierde sus propiedades y sabor. Sin embargo, si quieres aprovecharlo igual es mejor usar el microondas.
  3. 3 Guarda el paquete con el café de grano molido dentro de un recipiente hermético. Mantenlo en un lugar fresco, seco y oscuro para que conserve su aroma y sabor.

Si eres amante del café no te puedes perder estos consejos para disfrutarlo en sus distintas versiones:

"La proporción ideal para preparar café molido es de 1 cucharadita por taza, o 1 cucharada colmada por cada 2 tazas. Alrededor de 40 gramos por cada litro de agua."