Cómo Preparar Bruschettas

Las bruschettas son un clásico aperitivo de la cocina italiana. Su gran ventaja: la sencillez para prepararlas y la posibilidad de incorporar una gran variedad de ingredientes.

90% de votos positivos

Ingredientes y preparación para hacer bruschettas. tips para crear bruschettas rápido y fácil. Receta para hacer bruschettas caseras

© Depositphotos.com/Xalanx

Con lo que tengas en la nevera puedes preparar unas sencillas bruschettas en casa

Cómo hacer Bruschettas Rápido y Fácil

Una noche en casa, tranquilos y sin planes, recibimos invitados inesperados. El plan, por lo general, incluiría pedir comida con el delivery... pero hoy te presentamos una alternativa más llamativa y gustosa, que si bien no será el plato principal, puede amenizar la espera. Vamos a aprovechar lo que haya en la heladera y prepararemos unas sencillas bruschettas, en pocos minutos y con todo el sabor de la comida casera.

Ingredientes y preparación de las bruschettas

Seguramente tienes por allí una hogaza de pan; lo aprovéchala para hacer las bruschettas en casa, aunque ya no esté en su momento de gloria. Quizás tengas una bolsa de pan lactal u otro; utilizaremos rebanadas finas del tamaño deseado. Untaremos o pincelaremos con unas gotas de aceite de oliva (si no tuvieras, servirá cualquier aceite de cocina, son sólo unas gotas) y condimentaremos con alguna hierba seca o con pimienta. Colocamos los panes en una placa en el horno, y los tostamos. Si tuviéramos una rejilla de horno, mucho mejor, así el pan se tuesta regularmente por ambas superficies.

Cuando las rebanadas hayan tomado color, las sacamos del calor y procedemos a colocar los "rellenos" que dispongamos. Aquí incluiremos rodajas de vegetales crudos o cocidos, según sea el caso, quizás tomates secos rehidratados, o también diversos fiambres cortados en cubitos pequeños. Quizás tenemos una pieza de pollo sobrante: también puede servir para armar nuestras bruschettas caseras. La desmenuzamos y agregamos a algunos panes.

También los restos de carnes cocidas pueden ser útiles aquí, cortándola en pequeñísimos trocitos.

A continuación, agregamos un poco de queso por encima (siempre conviene tener en la heladera una bolsa de queso en hebras, de distintos sabores) y espolvoreamos con el queso rallado por encima de los rellenos que hayamos dispuesto.

No olvidemos condimentar con hierbas secas, pimientas mezcladas o unas gotas más de aceite de oliva, y luego volveremos al horno para fundir el queso y homogeneizar la preparación.

En cuestión de minutos, tendremos unas sencillas bruschettas, listas para deleitar hasta al más imprevisto invitado que recibamos en nuestro hogar.