Guía para Pintar los Electrodomésticos

Saber cómo pintar electrodomésticos sin afectar su funcionamiento es la manera más simple de dar encanto a tu cocina y a todo tu hogar, para que se vea como esos que aparecen en las revistas de decoración, ¡pero sin gastar muchísimo dinero comprando tecnologías nuevas!. Dale una segunda oportunidad a esa vieja licuadora y disfruta de un hogar fenomenal.

Te puede interesar: Cómo Pintar la Nevera

Materiales

Lo primero que debes hacer es definir el estilo general que tendrá tu cocina (o la habitación que sea). Decide una paleta de colores que combine con la ambientación, sea o no que vayas a cambiarla, incluyendo el color de techos, muros y pisos, las cortinas, o los elementos que no quieras cambiar.

Cuando lo definas, compra los materiales, que incluirán pintura de esmalte sintético (para aplicar con pincel o rodillo pequeño de espuma). Puede ser en bote o en aerosol, que es la manera más fácil de hacer el trabajo. También necesitarás guantes, un mantel plástico u otra pieza para proteger el piso y la mesa, gafas y barbijo de protección, elementos de apoyo para el secado de las piezas, papel periódico, cinta adhesiva de pintor, destornillador y algunos más, según cada caso.

"Para hacer este trabajo consigue pintura de esmalte sintético. Puede ser en bote, aunque con el de aerosol será más fácil hacer el trabajo."

Preparación

Para tener el mejor resultado necesitas preparar tus electrodomésticos. Para eso, primero desconéctalos de la red eléctrica, cubre el cable y el enchufe con una bolsa plástica o papel periódico y cinta, y luego dale al artefacto una limpieza repasándolos con un paño embebido en vinagre blanco, de modo de retirar las suciedades y grasas depositadas. Finalmente, desmantélalos retirando las carcasas y todas las piezas móviles.

Una nota de precaución: desarma los electrodomésticos sin afectarlos. Esto significa: quita los tornillos y retira suavemente las piezas exteriores; si notas que hay algunas internas asidas a las carcasas, verifica si puedes separarlas (a menudo tienen pequeños tornillos fáciles de quitar) y, de lo contrario, retira sólo lo que puedas. Protégelas recubriéndolas con dos capas de papel periódico, y sellando alrededor con cinta adhesiva de papel.

Pasos para pintar un electrodoméstico. Decorar los electrodomésticos con pintura.

Ese mixer blanco puede verse como una pieza de colección si lo pintas en un tono oscuro metalizado.

© Depositphotos.com/photography33

Una vez desarmado el artefacto, verifica si necesitas limpiar rendijas, uniones y otras: cada superficie debe estar muy limpia y desengrasada. Luego, presta atención a las rejillas y aberturas de ventilación, colocando una pieza de papel o cinta adhesiva por el lado interno. Nunca jales para separar las piezas, pues podrías ocasionar daños. Finalmente, protege las que queden luego en contacto directo con la comida, pues estas pinturas no son aptas para el consumo y podrían desprender residuos con el uso del artefacto.

Recuerda proteger la zona de trabajo, incluyendo el piso y la mesa, también usa ropa de trabajo y elementos de seguridad. En lo posible, realiza la tarea en el exterior, y en un día cálido, no lluvioso ni ventoso. Ten sobre la mesa superficies que ayuden al secado, por ejemplo, piezas altas sobre las que puedas posar las carcasas apoyándolas desde su interior, para pintarlas por completo y secarlas sin marcas.

Cómo pintar electrodomésticos

Si la superficie tuviese rayas o daños, es conveniente dar un lijado suave y aplicar dos o tres capas de pintura, o sino rellenar las marcas profundas con masilla epoxi o la que sea más adecuada para la superficie.

Luego de verificar dos veces que los sistemas internos estén bien protegidos, simplemente comienza a aplicar la primera capa de pintura de esmalte, mejor si es en aerosol. No intentes cubrir toda la pieza en una sola pasada, pues es probable que provoques gotas de pintura: es mejor si das “golpes” pequeños y cortos con el aerosol en movimiento lineal, para evitar pasar dos veces por el mismo sitio y no aplicar demasiado material.

"Quita los tornillos y retira suavemente las piezas exteriores del electrodoméstico; si notas que hay algunas internas asidas a las carcasas, verifica si puedes separarlas. Nunca las jales, pues podrías ocasionar daños."

Deja secar la primera capa por el tiempo indicado por el fabricante, y luego aplica una segunda. Después de secado, termina de decorar de la manera en que prefieras, por ejemplo, agregando detalles de la ambientación general de la cocina, frases, resaltando detalles, etc.

Por último, quita las protecciones de papel y cinta, y vuelve a montar el artefacto con cuidado. Con esta técnica para pintar electrodomésticos podrás lucirlos como si fueran nuevos, sin gastar más dinero que el de los materiales.