Cómo Controlar a Personas Agresivas

Aprender a tratar con una persona agresiva es un recurso necesario para las negociaciones empresariales y laborales, pero también una herramienta que puedes utilizar en el día a día. En este artículo te contamos algunos consejos útiles que seguro querrás tener en cuenta cuando necesites dialogar con esas personas impulsivas, iracundas, sin entrar en debates y logrando una eficiencia en tu comunicación.

Te puede interesar: Cómo Lidiar con Personas Abusivas

Lo principal, mantener la calma

Al interactuar con personas agresivas, lo primero es mantener la calma. Nada lograrás enojándote tú también, y mucho menos dejando que tus emociones tomen el control. Respira profundo y haz lo posible por mantener una posición neutral, lejos del enojo, de la soberbia, del llanto y de cualquier otra emoción que impida tu expresión.

Por otro lado, comprende que ellos pueden ser así, de naturaleza iracunda, pero también que estén siendo víctimas de una situación angustiante en sus vidas. No categorices a alguien a quien recién conoces por esta conducta, y siempre ten en mente que puede que ese enojo que están expresando no se deba al intercambio contigo, sino que sea una expresión de sus emociones pertenecientes a otro ámbito, mal trabajadas por supuesto. Eso sí: no por comprender esto signifique que debas dejarte tratar mal, sino que necesitas aplicar los siguientes tips.

"Para controlar a una persona agresiva, hazle una pregunta para sacarla de contexto. Consúltale la hora, la fecha o cualquier cosa que la distraiga."

¿Qué hacer con una persona agresiva?

Ten en cuenta estos consejos para controlar a personas impulsivas y agresivas:

Cuida lo que digas. Elige bien tus palabras. Mantén el respeto y la neutralidad emocional. Por decirlo de algún modo: no le des municiones para sentirse atacado y responder con más violencia.

Hazle una pregunta. Si notas que una persona está elevando su nivel de enojo, hazle una pregunta para sacarlo de contexto. Puedes consultarle la hora, la fecha, si ha sabido si lloverá ese día, y hasta una pequeña mentira como “está sonando un móvil, ¿será el tuyo?”. Esto desviará su atención y puede que le de la oportunidad de frenar sus emociones violentas.

Mantente cerca, pero no demasiado. Si estás de pie, párate erguido frente a él o ella, ni demasiado cerca ni demasiado lejos. Si estás sentado, por ejemplo en una reunión, un buen truco es sentarte en el asiento de al lado: esto impide que quedes en su línea de mirada, y te ayudará a evitar sus agresiones.

Míralo a los ojos. No de manera intimidante, pero sí mantén la mirada en lugar de ver hacia el suelo o la pared. Esto le demostrará que están a la misma “altura” al hablar, y evita que te considere una persona sumisa, lo que puede darle aún más “poder” para continuar con su agresividad.

Personas agresivas discutiendo

Aprende a lidiar con personas agresivas sin perder la calma, sin ser violento tú mismo, y controlando la situación.

© Depositphotos.com/fedemarsicano

No eleves la voz. Además de mantenerte en calma, sin dejar que tus emociones te controlen, también mantén un tono de voz calmo, y más bien bajo en volumen. Esto fuerza a la persona agresiva a bajar su propio tono de voz o, al menos, lo invita a ello.

No establezcas contacto. Evita en todo lo posible el contacto físico. Las personas agresivas en sus palabras pueden fácilmente pasar a un estado emocional violento que los avale para demostrar ataques físicos. Aunque sea un ser querido, evita el contacto hasta tanto él o ella no lo inicie o te demuestre claramente esa intención, por ejemplo, cuando te abrace o cuando te extienda la mano para saludarte.

Usa su nombre. Cuando debas tratar con una persona emocionalmente violenta, usa su nombre al hablarle, incluso si regularmente lo mencionas con su apellido o un apodo. Esto dará formalidad a tus palabras, y contextualizará la situación en seriedad y de un modo personal.

Entre todos podemos detener la violencia

Las situaciones emocionalmente violentas pueden parecer cosa de todos los días. Ese compañero de trabajo que usa un vocabulario agresivo pronto puede dar rienda suelta a sus emociones, y crecerá el problema hasta tomar niveles peligrosos. Siempre, a todo momento, ten en cuenta que todos debemos reconocer y actuar ante casos de violencia.

"Comprende que una persona agresiva puede ser así, de naturaleza iracunda, pero también que esté siendo víctima de una situación angustiante."

Y por favor, si tú o alguien a quien conoces es víctima de abusones de manera física, emocional o verbal, no dudes en contactar a las autoridades para buscar ayuda. Controlar a personas agresivas es un asunto urgente, que debemos atender todos y cada uno de nosotros.