La pediculosis y los niños: métodos para prevenir y eliminar los piojos

Los piojos, tortura de padres y chicos. Conoce más sobre esta infestación tan habitual en las cabezas escolares, y también trucos para eliminarlos y prevenirlos.

Métodos para eliminar los piojos y prevenir su contagio

Contagio y prevención de piojos

Pareciera mentira que un bicho tan pequeñito cause tanto temor entre adultos de todas partes del mundo. Pero así es la realidad: los piojos, allí donde son chiquitos, son tremendos.

La pediculosis es una epidemia mundial. Ya no responde, como antaño, a la falta de higiene. Hoy bien sabemos que se asientan hasta en las cabelleras más limpias y sedosas, simplemente por cuestiones de contagio.

Se trata del asentamiento de insectos parásitos de distintas variedades, que se alimentan del flujo sanguíneo humano (o animal) en la zona de la cabeza, y otras menos convencionales, como el pubis. Pueden afectar a cualquier persona, en cualquier edad y condición, aunque son más habituales entre los niños en edad escolar. Las largas permanencias en el salón de clases, la poca higiene diaria y los juegos de contacto propician su contacto.

Vale recordar que los piojos no vuelan ni saltan grandes distancias, como se solía pensar, pero sí se contagian viajando en las manos, gorros y sombreros, peines, trabas, colines elásticos y toda superficie que tome contacto con la cabeza, incluyendo el sofá, la almohada y hasta la mascota.

Ya que utiliza pinzas para aferrarse al cuero cabelludo y alimentarse, provoca enrojecimiento y picazón en la zona afectada. Particularmente en la nuca y detrás de las orejas. Esto facilita su detección, y la confirmación se hará simplemente observando de cerca el cuero cabelludo del menor, pues son insectos de hasta 5 milímetros de longitud, fácilmente observables.

Cómo eliminar los piojos

Una vez detectados y confirmados, se procederá a erradicarlos. Puedes utilizar los más diversos métodos: hoy en el mercado existen productos muy útiles, prácticos y mucho más seguros que los que usaban los abuelos, usualmente incluyendo combustibles como el kerosene para lograr una desinfección completa.

La aplicación de estos productos capilares se suma a una higiene profunda, y también al uso dos a cuatro veces por día de peines de dientes finos y compactos, especialmente formulados para eliminar tanto a los piojos como a sus huevecillos y crías, las liendres.

Los productos para pediculosis poseen agentes activos efectivos, como la permetrina, las piretrinas y los lindanos. También se puede recurrir a medios ácidos menos agresivos, como el vinagre blanco de alcohol, aplicándolo en el cabello y dejándolo actuar no menos de 20 minutos, para luego pasar el peine especial dos a cuatro veces por días.

Prevención de la pediculosis

Llevar el cabello limpio y bien atado es vital para evitar el contagio de piojos. No se debe compartir sombreros, vinchas, accesorios para el cabello, fundas de almohada o peines (y otros) con otras personas, y se debe higienizar el cabello a diario con shampoo para pediculosis por no menos de 15 días en épocas de infestaciones pronunciadas, así como al inicio del ciclo escolar.

"Las largas permanencias en el salón de clases, la poca higiene diaria y los juegos de contacto propician el contagio de los piojos."

'

"Puedes eliminar los pijos con vinagre blanco de alcohol, aplicando en el cabello y dejando actuar 20 minutos. Luego pasar el peine especial dos a cuatro veces."