¿Para Qué Sirve la Terapia de Parejas?

Conoce la verdadera razón por la que esta terapia puede salvar tu matrimonio… o tu soltería. ¡Es una herramienta mucho más útil de lo que piensas!

Qué es la terapia de parejas? Cuándo ir a la terapia de parejas? Beneficios de la terapia para parejas.

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

La terapia para parejas no es la búsqueda de un mediador ante un conflicto: se trata de hallar el máximo bienestar posible para ambos.

¿Es Buena la Terapia de Parejas?

La terapia de parejas, al igual que muchos otros tipos de terapias psicológicas, ciertamente ha ganado popularidad en los últimos años, pero quizás por los motivos incorrectos. Tal vez sea por lo que se ve en la pantalla del cine, donde vemos a dos confrontados y sumamente atractivos protagonistas que, luego de un literal enfrentamiento con balas y armamento, acuden al psicólogo como píldora mágica.

Pero la terapia para parejas busca algo mucho más profundo que la reconciliación “en cualquier circunstancia”, como parecen sugerir las películas. Es una herramienta que profundiza en dos individuos para hallar el máximo estado de bienestar de ambos, sea unidos y juntos, unidos y separados, o separados por completo. Sigue leyendo para aprender más.

Los divorcios, la cruda realidad moderna

En nuestra sociedad moderna la tasa de divorcios es alarmante. Las estadísticas indican que cerca del 50% de los matrimonios finaliza en divorcio en muchos países, y que estos suceden en muy pocos años de convivencia. Las índices aumentan entre las personas de entre 30 y 35 años, aunque esto dependerá del país y de la edad promedio del matrimonio en sí.

Los estudios no brindan resultados certeros sobre los motivos de estas estadísticas: algunos indican que es una “falta de esfuerzo” para mantener la relación, otros dicen que muchas personas saltan al matrimonio sin siquiera pensárselo dos veces, y también están los que afirman que se trata de una nueva conciencia general de las personas que, en busca de hallarse a sí mismos y de lograr su independencia e individualidad, consideran la separación como herramientas fundamentales.

Terapia para parejas en crisis. Es buena la terapia de pareja?

No toda terapia de parejas trata el divorcio y la separación: también puede ayudarnos a lograr una mejor convivencia.

© Depositphotos.com/lisafx

¿Para qué sirven las Terapias de pareja?

Es natural que pensemos en la terapia para parejas como una mecánica que busque prolongar la convivencia y la unión del matrimonio, pero este no es siempre el caso. Lo que pretende esta herramienta es ayudarnos a comprender qué es lo que nos hace felices como individuos, y qué podemos hacer para lograr ese objetivo, sea seguir juntos, o distanciarnos.

En vistas a las crecientes tasas de divorcios, los expertos están tomando un nuevo abordaje e invitan a prevenir los problemas antes que a solucionarlos. Por eso, la tendencia actual es hacer al menos unos pocos meses de terapia de parejas antes de contraer matrimonio, para verificar la compatibilidad y evitar las frustraciones que suponen una unión apresurada, y una separación que en muchos casos pareciera inevitable.

Por otro lado, esta metodología busca el máximo nivel de bienestar posible para dos individuos, en cualquier tipo y naturaleza de relación. Los terapeutas especializados en parejas no sólo atienden a matrimonios y novios, sino también a padres e hijos, hermanos, incluso amigos, y a toda dupla o grupo de personas que busque estimular o definir su relación, para encontrar la solución a roces y conflictos de casi cualquier naturaleza.

¿Cuándo ir a terapia de pareja?

Frente a un conflicto de cualquier índole en la relación y que no encontramos solución por nosotros mismos, la terapia de parejas es la herramienta que puede ayudarnos. Es mucho más que la búsqueda de un mediador que de la razón a una u otra parte ante un enfrentamiento. Se trata de descubrir –desde la individualidad- la causa raíz de las diferencias, para verificar si es algo que ambas partes quieran solucionar, y si de hecho es posible hacer los cambios o ajustes necesarios para ello.

Por eso es fundamental hallar a un terapeuta profesional que se haya especializado en las relaciones de pareja. El especialista sabrá interpretar los canales de comunicación más apropiados para ambas personas presentes, hallar el lenguaje propio de cada quien como individuos, y conocer los detalles de la naturaleza de la relación que los une.

Compromiso: requisito en la terapia para parejas en crisis

Ya encontrado el profesional, lo siguiente es estar ambos completamente seguros de la voluntad de asistir a la terapia, pues es algo que se extenderá por meses y no una cura rápida. Ningún tipo de terapia lo es: nada se soluciona ni cambia en pocos días, ni siquiera en semanas.

Finalmente, también es fundamental conocer qué es lo que se desea obtener de la terapia. Si uno de ambos está completamente seguro de querer finalizar la relación, de poco serviría insistir en el tema. A veces los terapeutas, en estos casos, sugieren un tiempo de separación de la convivencia por algunos pocos meses, para retomar la terapia pasado ese tiempo y comenzar desde un punto fresco, sin emociones intensas y con más calma. Otras veces sugerirán acciones específicas, como realizar actividades juntos que nada tengan que ver con el hogar, los hijos o las obligaciones.

Todo dependerá de lo que busquen las dos personas al asistir a la terapia para parejas y de tener expectativas realistas: esto no garantiza que alguien obtenga el resultado deseado, sino que el profesional buscará su máximo bienestar, se corresponda o no con los deseos individuales. De allí se evidencia claramente la importancia de hallar a un buen profesional.

Escrito por: Eugenia