Usos desconocidos del removedor de esmalte para uñas

El removedor de esmalte o barniz de uñas, conocido normalmente como "quitaesmaltes", es un elemento que no debe faltar en tu hogar. Aunque no suelas dar color a tus uñas, este producto te sorprenderá con una buena variedad de usos poco conocidos, como los que veremos en esta nota.

Te puede interesar: Cómo elegir el quitaesmalte y el esmalte para nuestras uñas

Quitar restos de esmalte sintético con quitaesmalte de uñas

Sí, es un removedor de esmalte de uñas, pero también de esmalte sintético. Si has pintado algo y tienes restos de este tipo de pintura en las manos o en la piel, retíralos con un algodón embebido en quitaesmaltes, que es mucho más gentil con tu cuerpo y cumple la función del removedor industrial.

Puedes usar este mismo truco para pequeñas superficies que hayan recibido manchas de pintura esmaltada, como el piso o alguna zona indebida. Sólo humedece en el producto un hisopo o un algodón y frota la zona, para retirar la pintura que se haya salpicado.

"Si has pintado algo con esmalte sintético y tienes restos en las manos o en la piel, retíralos con un algodón embebido en quitaesmaltes."

Quitaesmaltes para retirar adhesivos

Quita los restos de adhesivos de las etiquetas en latas y botellas usando un algodón embebido en removedor de esmaltes, para dejarlos impecables. También servirá para retirar stickers (pegatinas) del coche, de roperos, muebles y de muchas superficies, con la precaución de que el quitaesmaltes podría retirar también la capa de barniz de los muebles de madera, por lo tanto ten mucho cuidado al hacerlo.

Si has realizado labores manuales y tienes restos de adhesivo o pegamento en tus dedos, retíralos con quitaesmaltes frotando suavemente con un algodón embebido en el producto. Luego, lava tus manos con agua y jabón.

Removedor de esmalte de uñas para limpiar

Puedes limpiar muchas superficies con removedor de barniz de uñas. El teclado y el mouse del ordenador, por ejemplo, suelen recibir depósitos grasos y suciedades rebeldes. Simplemente, frota entre las teclas y en los pequeños intersticios con un hisopo embebido en removedor de esmaltes, en poca cantidad, para dejarlos como nuevos.
Aplica el mismo truco en mandos a distancia (controles remotos), juguetes infantiles y en todo tipo de plásticos o metales con pequeñas ranuras de relieves intrincados.

Si tus pisos de vinilo han sufrido muchas manchas y desgaste, podrás recuperarlos y dejarlos impecables con un poco de quitaesmaltes y una toalla de papel, frotando la zona y luego enjuagando con un paño húmedo.

¿Conoces más usos del removedor de esmaltes de uñas?. Escríbenos y haznos saber tus ideas, y los resultados de poner a prueba estos trucos.

"Si has realizado labores manuales y tienes restos de adhesivo o pegamento en tus dedos, retíralos con quitaesmaltes frotando con un algodón."