Cómo organizar las mesas en una reunión o fiesta

A partir de 12 personas conviene distribuir las mesas y organizar los lugares de cada invitado. Para ello tendríamos que tener en cuenta estas reglas.

Cómo organizar las mesas en una reunión o fiesta

Cómo organizar las mesas en una reunión o fiesta
Cómo organizar las mesas en una reunión o fiesta

Consejos para organizar las mesas en una reunión

La distribución de los invitados se dan, generalmente,  en mesa de 8 a 10 personas. Para colocarlos, debemos seguir ciertas normas de protocolo y además, lo más difícil, tratar que todos los invitados se encuentren a gusto.

Esta tarea suele ser bastante complicada, pero siguiendo ciertas normas, podemos hacerla un poco más sencilla, aunque siempre habrá que tomar decisiones difíciles, ya que no existe la posibilidad de lograr una ubicación perfecta para todos. Los siguientes consejos harán un poco mas sencilla esta ardua tarea.

 

  • Cuando colocamos varias mesas, en la mesa principal se han de sentar los anfitriones y los invitados principales que dan motivo a la reunión.
  • La distribución se hace desde el centro de la mesa para la persona más importante, a su derecha la segunda en importante y a la izquierda la siguiente, continuando luego con el mismo criterio.
  • En la mesa principal los comensales se sientan sólo de un lado, y con la vista del resto de las mesas.
  • Al ordenar las mesas hay que tener en cuenta que el grado de importancia de cada mesa esta dado por su distancia a la mesa principal.
  • Siempre que sea posible sentar alternativamente una señora al lado de un señor.
  • Si una mesa esta compuesta de 4 comensales, los que la presidan estarán en lados opuestos y a su derecha las otras personas.
  • Si son dos parejas, estará cada pareja en uno de los lados de la mesa y las señoras a la derecha de sus maridos.
  • Si son tres comensales se sienta en el centro el de sexo distinto, y si los tres son del mismo sexo, en el centro se ubica la persona de mayor relevancia.
  • En general los hijos de los matrimonios se ubican en las mesas más retiradas conforme al cargo, rango o posición de sus padres utilizando el mismo criterio de distribución que los mayores.

 

"La distribución de los invitados se dan, generalmente, en mesa de 8 a 10 personas. Para colocarlos, debemos seguir ciertas normas de protocolo y además, lo más difícil, tratar que todos los invitados se encuentren a gusto."

En fiestas no tan protocolares con invitados compuestos por varios grupos con afinidades diferentes (laborales, de estudio, vecinos, etc.), se deberá distribuir las personas tomando a dos, tres o cuatro de cada grupo y ubicarlas en una misma mesa, siempre respetando el grado de importancia al momento de asignarles una mesa.