Opciones de frutos y granos para iniciar a tu bebé en la alimentación

Algunos alimentos de origen latino con mayor valor nutricional, para complementar la alimentación de tu bebé.

Frutas y granos para darle a tu bebé

Alimentos latinoamericanos para tu bebé

La gastronomía latinoamericana está llena de colores y sabores explosivos, intrigantes y sensacionales. Frutas, vegetales, carnes, legumbres y todo un abanico de opciones se ponen en las bocas de adultos y niños por igual, e incluso de los bebés.

Conozcamos algunas de las comidas más saludables para convidarle al pequeño.

Opciones de frutos y granos para iniciar a tu bebé en la alimentación
Opciones de frutos y granos para iniciar a tu bebé en la alimentación

Aguacate: La palta (aguacate) es una opción excelente para incorporar en la alimentación de tu bebé. Siempre bien lavado y procesado en puré, esta fruta tiene una consistencia ideal para iniciar la práctica de los movimientos de masticación. Además, es una fuente exquisita de grasas vegetales saludables, minerales como el potasio y el magnesio, y vitaminas, en particular las del grupo E. Puedes dar aguacates a tu bebé a partir de los 6 meses de edad, sin sal ni condimentos agregados, eligiendo las paltas más maduras y sabrosas.

Nopales y tunas: El nopal y su fruto, la tuna, es una opción dulce y deliciosa para tu bebé. Es una fuente ideal de vitamina C y de minerales como el fósforo, el calcio y el potasio, tanto en sus especies roja, blanca o amarilla. Puedes dar a tu bebé de 7 meses de edad en adelante, ya sea como un jugo o la fruta cortada en trozos muy pequeñitos, incluso procesados, siempre asegurándote de quitar todas las semillas y las espinas.

Guayabas: Una fruta deliciosa y muy nutritiva que también puedes aprovechar. Es una fuente de vitamina C, A y B, en particular las B1, B2 y B3. Aporta minerales como calcio, hierro y fósforo, y además puedes dársela a tu bebé como un jugo, agua, en puré o en pedacitos pequeños, a partir del año de edad, y siempre bien lavada y absolutamente libre de semillas.

Frijoles y maíz: Un alimento típico y tradicional de nuestras tierras latinas, delicioso y muy versátil. Puedes dárselos a tu bebé a partir de los 7 u 8 meses de edad, como una alta fuente de vitaminas y proteínas. Al consumirlos en conjunto, sus aminoácidos forman una proteína muy similar a la de la leche o los huevos, de muy alta calidad.

"La palta (aguacate) es una opción excelente para incorporar en la alimentación de tu bebé, siempre bien lavado y procesado en puré."

'

"Puedes darle frijoles y maíz a tu bebé a partir de los 7 u 8 meses de edad, como una alta fuente de vitaminas y proteínas."

Amaranto: Fue uno de los alimentos básicos en las dietas maya, inca y azteca, y se la sigue aprovechando en la preparación de tamales y atoles. En el México actual se lo consume también como un dulce, llamado “alegría”. Y no es para menos: el amaranto aporta proteínas de alta calidad, minerales como calcio, hierro, fósforo y ácido fólico, y brinda también una alta fuente de vitaminas A, B y C.