Beneficios de la Natación para la Salud

Conoce en esta nota los beneficios de nadar, porque no hay nada como zambullirnos al agua cristalina, ¡y mucho más cuando sepas todo lo bueno que hace por tu salud!

Mujer bajo el agua practicando natación

© Depositphotos.com/Maridav

Aprovecha todos los beneficios de nadar visitando la piscina de tu gimnasio local, y reconfórtate sabiendo que estás invirtiendo en tu salud.

10 Beneficios de la Natación

En esta nota te presentamos los principales beneficios de nadar. Además, no dejes de leer estos consejos para evitar infecciones en la piscina.

1. Nadar aumenta la masa ósea: Los músculos no son los únicos beneficiados de la natación. Una investigación publicada en el Diario de la Sociedad de Psicología Americana sugiere que nadar regularmente puede mejorar la densidad, masa, fuerza y dinamismo de los huesos, colaborando así en la prevención de osteoporosis y otras enfermedades óseas.

2. Ayuda a alejar la depresión: La angustia, la depresión y el mal humor desaparecerán pronto cuando nades regularmente. No sólo porque es una actividad física que propicia la liberación de "hormonas de la felicidad", sino porque es una actividad placentera que limpiará tu mente de los malos pensamientos.

3. Ayuda a bajar de peso: Uno de los beneficios más notorios de la natación es su asistencia en los planes de pérdida de peso y la quema de grasas. Ya que el trabajo muscular se realiza con menos exigencia, podemos hacerlos con más regularidad, necesitamos de menos recuperación, y la presión y temperatura del agua también colabora en la quema de grasas.

Niño en piscina practicando natación

Los niños también se benefician con la natación: es divertida, saludable, y ayuda a mejorar su coordinación.

© Depositphotos.com/zurijeta

4. La natación ayuda a reducir la inflamación: Nadar es una suerte de ejercicio cardiovascular seguro para el organismo, eleva la circulación sanguínea y ayuda en los procesos de desintoxicación, colaborando así a reducir la inflamación en todo el cuerpo. Aunque debes cuidar especialmente los oídos. Sigue estos consejos si se te suelen tapar seguido.

5. Combate los males respiratorios: El asma, la apnea y los ronquidos, algunas alergias, los catarros y muchas enfermedades respiratorias tendrán una aliada en la natación. Por la actividad de tipo aeróbico y las mecánicas propias del ejercicio, la capacidad pulmonar mejora, y el aire que respiras cuando estás en una piscina tiene un óptimo grado de humedad.

6. Mejora el tono y la definición muscular: Durante esta actividad movilizamos grandes grupos musculares, con una fracción de la exigencia que necesitarían para activarse fuera del agua. Eso te permite realizar ejercicios de repetición sin fatiga, y el resultado son músculos mejor definidos, más fuertes, y mejor trabajados.

7. Nadar mejora la flexibilidad: ¿Te cuesta hacer estiramientos? No hay problema. Por el radio de movimientos que utiliza, la natación ayuda a elongar y estirar los músculos, y mejora la flexibilidad de una manera indolora y completamente natural, especialmente en los tobillos, hombros y otras articulaciones propensas a tensiones.

8. Mejora tu mente: La mayor oxigenación que se logra por las técnicas de respiración, sumado a la actividad física que resulta beneficiosa para todos los sistemas de tu cuerpo, nos convidan como resultado una mente más aguda que te ayudará a tener más enfoque: pensarás con más claridad, y tu cerebro se desempeñará mucho mejor.

9. La natación reduce el estrés: Aunque cualquier actividad física es buena a la hora de combatir el nefasto estrés, los ejercicios en el agua son una actividad sencilla que casi cualquier persona puede realizar, y esto es simplemente genial para recobrar la salud y ahuyentar el estrés de tu vida.

10. Nadar trabaja tu núcleo: Muchas personas evitan las actividades abdominales de tipo aeróbico debido a lesiones en la espalda, entre otras, que dificulta la movilidad. Pero los movimientos simples en el agua ayudan a realizar una rotación de la columna, trabajar los músculos abdominales, fortalecer la espalda, ¡y todo sin dolor!

La clave en los beneficios de nadar

¿Has notado que las terapias de recuperación, los ejercicios para la tercera edad y durante el embarazo, e incluso los tratamientos de los atletas de mayor exigencia se realizan en piscinas?. No es una casualidad.

Las actividades en el agua permiten realizar casi cualquier ejercicio aeróbico restando la exigencia a las articulaciones, y también la presión que ejerce contra nuestra piel resulta beneficiosa para la activación de diversos sistemas. Nadar, en sí, es una actividad genial que puedes hacer en casi cualquier condición física, incluyendo obesidad, embarazo, problemas musculares o articulares y más, pues los movimientos se realizan con menor esfuerzo, y con mucha más satisfacción.

Ahora ya lo sabes: busca cuanto antes una piscina para aprovechar todos estos beneficios de la natación, ¡y mejora toda tu vida con una de las actividades más reconfortantes que cualquiera puede realizar!

Escrito por: Eugenia