Métodos para Organizar las Tareas del Hogar

Cuando el día pareciera tener menos horas que lo habitual, te proponemos tener en cuenta estos consejos para cumplir todas tus tareas hogareñas sin problemas. ¡Te sorprenderán!

Métodos para Organizar las Tareas del Hogar

Tips para organizar la tareas del hogar. métodos para planificar las tareas de la casa. Cómo organizar una agenda con las tareas del hogar
Preparar tus materiales, planificar las acciones y asignar un tiempo específico te ayudará a poner todo tu enfoque en cada actividad.

Tips para Planificar las Tareas de la Casa

Son muchas las cosas que tenemos por hacer cada día, por eso no está de más conocer algunos métodos para organizar las tareas del hogar. Quizás pienses que todo se resume en “tener ayuda”: contratar niñeras, paseadores de perros, personal doméstico y asistentes en el trabajo. Y ciertamente eso puede ayudar, pero admitamos que no cualquier cuenta con los medios para emplear al batallón de ayudantes necesarios. Por eso, te proponemos tener en mente estos consejos y aplicarlos siempre que los necesites.

Organiza tu vida primero

La organización es la clave para la eficiencia, así de simple. Tener una agenda programada para cada día te ayudará a cumplir con más metas, y también te propiciará más calma mental. No se trata de tener una organización estricta, pero sí de imponer parámetros y horarios para cada “tipo” de trabajo.

Cuanto más específica sea tu agenda en cuanto a horarios y tipos de labores, más optimizarás tus energías al cumplirlas. A su vez, tener la mente sólo en el ambiente en el que estás también te ayudará a disfrutar más y a ser más productivo en cada escenario, en lugar de tener todos tus “pequeños mundos” colapsando entre sí a lo largo de todo tu día.

Métodos para organizar las tareas del hogar

Una vez que hayas cumplido con tu planificación y creado una agenda específica y lo suficientemente flexible para ajustarse a tus actividades, ten en cuenta estas estrategias para organizar tus tareas diarias:

1. Administración De Energías: Esta práctica propone realizar las labores en función a las energías y recursos necesarios para su ejecución. Te invita a crear una lista de los pendientes por hacer, en orden a los tiempos que cada una requiere, y ordenarlas en base a las energías necesarias.

Por ejemplo, si debes llevar a los niños a la escuela, planchar ropa, limpiar la casa, recogerlos del colegio y hacer las compras, dos de estas tareas tienen tiempos específicos (llevar y retirar a los niños), mientras que las otras se organizan en torno a ello, comenzando por la que requiere de más energías (como ordenar, luego planchar, y finalmente hacer las compras de camino a casa, cuando ya hayas buscado a tus hijos). Esto permitirá ordenar más tus actividades, asegurándote de no dejar pendientes para cuando tengas otras cosas inamovibles por hacer, o que ya no tengas las energías para hacerlo al final del día.

2. La Ley De Parkinson: Esta Ley indica que cada acción debe completar el tiempo disponible para su realización, es decir: todo tu enfoque debe estar en la acción en manos, sin distracciones ni interrupciones, y en un marco temporal asignado. Al aplicar todas nuestras energías en la tarea que estamos realizando logramos cumplirlas mejor, y en menos tiempo: si tienes que ordenar la casa, por ejemplo, asigna un tiempo total para la tarea, y luego divide ese tiempo para cada habitación; así, si estás recogiendo la sala y encuentras ropa para colgar en el closet, llévala a esa habitación pero regresa a la sala, y sigue trabajando allí por el tiempo indicado.

Métodos útiles para cumplir con las tareas del hogar. Consejos para poder cumplir con todas las tareas de la casa.

Aprovecha tus tiempos libres o “muertos” para planificar tu agenda y organizar todas las tareas pendientes.

3. La Regla De Los Recursos: Para organizar mejor las tareas de la casa, esta norma propone trabajar con herramientas específicas para cada acción, preparadas con anticipación. Al hacer tu lista de quehaceres, apunta qué necesitas para cada una, así como apuntarías los ingredientes necesarios para una receta. Prepara los recursos y las herramientas 5 minutos antes de comenzar la labor, verificando que estén en condiciones (afilados, limpios, sanos, lo que sea), y así evitarás la interrupción de tus pendientes al tener que buscar materiales, sacar punta a ese lápiz, o ir a la tienda a comprar algo que olvidaste preparar.

4. La Regla Del 80/20: Se trata de asegurarte de cumplir al menos el 80% de cada tarea propuesta, dejando una ventana no mayor a un 20% incumplido por falta de tiempo, o por otras condiciones fuera de tu alcance. Aunque puede parecer contraproducente enfocarte en hacer el 80% (o más), en lugar del 100% de cada actividad, lo cierto es que quitará mucho de la presión que nos imponemos a nosotros mismos para cada acción y, al mismo tiempo, asegura que no abandones la tarea a mitad de camino, sino que la cumplas a un punto bastante avanzado. Eso sin mencionar que, luego del esfuerzo de llegar al 80%, estarás más motivado para dar ese último paso, y terminar tus tareas más eficientemente.

"Cuanto más específica sea tu agenda en cuanto a horarios y tipos de labores, más optimizarás tus energías al cumplirlas."

'

"Elige cada método o úsalos simultáneamente cuando la ocasión así lo permita, para poder planificar las tareas de la casa y cumplirlas a tiempo."

Elige cada una de estas estrategias o úsalas simultáneamente cuando la ocasión así lo permita, para poder planificar las tareas de la casa y cumplirlas a tiempo, con mejores resultados, terminando el día con tu lista de pendientes completamente vacía.