Cómo mejorar el sistema circulatorio

Cómo mejorar el sistema circulatorio

Cómo mejorar el sistema circulatorio

Alimentándonos correctamente podemos mejorar la circulación de la sangre y así evitar múltiples problemas.

¿Qué es el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio es aquel que se encarga de la circulación sanguínea en el cuerpo, llevando la sangre a ser oxigenada y bombeada por el corazón a través de las venas, arterias y los vasos sanguíneos.

"Cuando el sistema circulatorio falla y la sangre no es irrigada eficientemente, empiezan a producirse varios trastornos en la salud."

Cuando el sistema circulatorio falla, y la sangre no es irrigada eficientemente, empiezan a producirse varios tipos de trastornos en la salud, ya que los vasos sanguíneos y venas pierden elasticidad haciendo más lenta la circulación.

Causas de fallas en la circulación

Los problemas circulatorios pueden ser ocasionados por altos niveles de colesterol, exceso consumo de sal y bajo consumo de líquidos, poco consumo de fibras, poco ejercicio, entre muchas otras causas. Algunos de los síntomas de una mala circulación son dolores y pesadez en las extremidades, celulitis, aletargamiento, calambres, entumecimiento, entre otros.

Consejos para mejorar la circulación de la sangre

Para mejorar la circulación es altamente recomendable hacer ejercicios y evitar la vida sedentaria. También existen algunos remedios caseros, como por ejemplo, tomar un vaso de agua todos los días con pimienta de cayena disuelta, y tomar infusiones de ginkgo biloba. Es recomendable tener una buena y sana alimentación, rica en alimentos con potasio, como por ejemplo las frutas, hortalizas y verduras. Tomar una copa de vino a menudo puede aumentar el flujo sanguíneo mejorando la circulación.

Te puede interesar: Cómo mejorar el sistema circulatorio con simples hábitos

También se debe evitar consumir alimentos con mucha grasa, como la natilla, los quesos, la mantequilla, los embutidos, etc. que pueden aumentar los niveles de colesterol en la sangre, interrumpiendo la correcta circulación a través de las venas, arterias y vasos sanguíneos.

Finalmente, algunos ejercicios, como acostarse boca arriba y levantar las piernas, para que la gravedad ayude a la circulación, pueden ser muy eficaces para disminuir el dolor y los calambres.

"Para mejorar la circulación es altamente recomendable hacer ejercicios y evitar la vida sedentaria."